Diario Vasco

Barcelona, 16 may (EFE).- La ceremonia de entrega de las Creus de Sant Jordi ha terminado este jueves con gritos de "libertad" y "presos políticos" en presencia de la estrella del Fútbol Club Barcelona, Leo Messi, uno de los galardonados con la distinción que concede el Govern a distintas personalidades.

Tras el discurso que ponía fin al acto del presidente de la Generalitat, Quim Torra, el público ha estallado en aplausos y clamores de "libertad presos políticos", a los que ha asistido en silencio el futbolista blaugrana.

El presidente catalán ha enviado un "abrazo fraternal" a los políticos independentistas en Europa y a los encarcelados por el 'procés' y ha abogado por "ir más lejos", a la vez que ha instado a los catalanes a "exigirse más" como pueblo.

En esta edición de los galardones, que el Govern entrega desde 1981 a quienes han prestado servicios a Cataluña, han sido premiadas 28 personalidades y 15 entidades, entre ellas el propio Messi, la corredora Núria Picas, los expresidents del Parlament Ernest Benach y Joan Rigol, el presidente de Pimec, Josep González, o los miembros de La Trinca.