Diario Vasco

París, 16 may (EFE).- Francia registró en el primer trimestre de 2019 la menor tasa de paro en diez años, pese a la desaceleración de la reducción del desempleo registrada en el inicio del año, según la encuesta de población activa publicada este jueves.

Entre enero y marzo el número de parados cayó un 0,1 puntos, tras la caída de 0,3 puntos del trimestre precedente, para situar la tasa en el 8,7 % de la población activa, porcentaje que no se registraba desde el primer trimestre de 2009, indicó el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

El número de desempleados se redujo en 19.000 personas, hasta los 2,44 millones, medio punto porcentual menos que si se compara con los que había un año antes.

El primer ministro, Edouard Philippe, atribuyó el menor ritmo de caída del desempleo a la desaceleración económica registrada en la Unión Europea y a las tensiones comerciales internacionales.

En declaraciones a "France Info", el jefe del Gobierno destacó que "en dos años el paro no ha dejado de descender" y reiteró su objetivo de "acabar con el desempleo de masas" para situar la tasa de paro en torno al 6 %.

Para ello, preconizó continuar con las reformas emprendidas por su Ejecutivo "con coherencia y constancia", en particular en la formación de los desempleados para facilitar su reintegración en el mercado laboral.

Según la encuesta de población activa, el paro se incrementó en cuatro décimas entre los jóvenes, para situarse en el 19,2 %, un 1,7 % menos de los que había doce meses antes.

Entre los que tienen entre 25 y 49 años se redujo el paro en dos décimas con respecto al trimestre precedente, para situarse en el 7,7 %, siete décimas menos que en el año anterior, mientras que la tasa de paro de los mayores de 49 años se situó en el 6,4 %, tres décimas más que a finales de 2018 y en progresión de dos décimas si se compara con el mismo periodo de ese año.

El paro se mantuvo estable entre los hombres y bajó una décima entre las mujeres.

En cuanto al paro de larga duración, que engloba a aquellos que buscan empleo desde hace al menos un año, la tasa se situó en el 3,3 % de la población activa, una caída de una décima con respecto al trimestre precedente y de tres si se compara con el año anterior.