Diario Vasco

Katmandú, 16 may (EFE).- Dos escaladores indios murieron cuando ascendían a la cumbre del Kanchenjunga en Nepal, la tercera montaña más alta del mundo, y un montañero chileno fue dado por desaparecido, mientras que otro irlandés también ha desaparecido en el Everest, informaron hoy fuentes oficiales.

Los montañeros indios, identificados como Biplav Baidya, de 48 años, y Kuntal Kakar, de 46, murieron cuando ascendían a la cumbre del Kanchenjunga, confirmó a Efe el portavoz del Departamento de Turismo nepalí, Surendra Thapa.

Karar murió el miércoles a 8.000 metros de altitud en su ruta de ascenso, mientras que Baidya murió durante el descenso de la cumbre, de 8.586 metros, dijo Thapa.

Keshab Paudel, uno de los organizadores de la expedición, dijo a Efe que aunque "los detalles todavía están por llegar, creemos que murieron debido a un mal de altura".

Por su parte, el chileno Rodrigo Vivanco fue dado por desaparecido tras coronar la cima del Kanchenjunga, cuando perdió comunicación con su campamento.

El portavoz del Departamento de Turismo aseguró que se está llevando a cabo la búsqueda del himalayista chileno.

Además se tratará de trasladar mañana los cuerpos de los escaladores indios hasta el Campo II, desde dónde serán trasladados a Katmandú.

En la misma jornada se comunicó la desaparición del irlandés Seamus Sean Lawless durante su expedición para coronar el Everest, informó a Efe Mingma Sherpa, director de la compañía organizadora de la excursión.

De acuerdo a Mingma Sherpa, Seamus resbaló mientras descendía de la montaña más alta del mundo cuando se encontraba a una altitud de 8.300 metros.

"Nuestro equipo de sherpas está en la búsqueda, intentando localizar la posición de Seamus. Esta tarde no lo encontraron. Comenzarán la búsqueda mañana (viernes) por la mañana", dijo.

Seamus coronó el Everest el jueves como parte de una expedición que también incluía a la sudafricana Saray N'Kusi Khumalo, que se ha convertido en la primera mujer negra africana en escalar el pico más alto del mundo.

Esta temporada de escalada, un número récord de 378 escaladores esperan alcanzar el pico más alto del mundo.

El escalador peruano Richard Hidalgo, de 52 años y uno de los más reconocidos de Perú, falleció hace una semana a 6.600 metros de altitud, cuando intentaba completar el Makalu, la quinta montaña más alta del mundo.