Diario Vasco

Harare, 16 may (EFE).- Una antigua trabajadora doméstica del expresidente de Zimbabue Robert Mugabe acusa a la esposa de este, Grace Mugabe, de presunta agresión y ha denunciado el caso ante los tribunales para recuperar su empleo, informó hoy a Efe su abogado.

La presunta víctima, Shupikai Chiroodza, alega que Grace Mugabe la golpeó después de que la ex primera dama se enterase de que su marido le había dado dinero en efectivo como regalo de boda en marzo de 2017, cuando este aún ocupaba la Presidencia de Zimbabue.

De acuerdo con el relato de la denunciante, Grace Mugabe la acusó entonces de engatusar a su marido a sus espaldas y la golpeó con los puños y con un zapato.

"Se quitó el zapato y continuó agrediéndome con él y la sangre empezó a chorrear de mi frente, boca y nariz. El ataque continuó unos 20 minutos", señaló Chiroodza en su presentación judicial ante los tribunales de Harare a comienzos de esta semana.

Chiroodza, funcionaria del gobierno, tuvo que dejar su puesto y posteriormente fue también despedida por la Comisión de Servicios Civiles en mayo de 2017.

La víctima, que actualmente ronda los 30 años y tiene un hijo pequeño, afirma que su despido no fue legal.

"No había cargos contra ella, no hubo audiencia disciplinaria. Solo se le dijo unilateralmente: 'ya no estás empleada'", explicó a Efe Doug Coltart, abogado de Chiroodza.

Chiroodza reclama su puesto pero no quiere volver a trabajar para el antiguo matrimonio presidencial, que reside en el norte de Harare con una plantilla de empleados domésticos pagada por el Estado.

Por el momento, el caso se trata como un conflicto laboral con el Gobierno y Grace Mugabe no está directamente implicada, si bien Coltart no descarta acciones legales en el futuro centradas en la agresión.

Estas no son las únicas acusaciones de este tipo que pesan contra la ex primera dama de Zimbabue.

En Sudáfrica tiene una orden de arresto pendiente por presuntamente haber golpeado a una joven modelo a la que encontró con uno de sus hijos en un lujoso barrio de Johannesburgo.

De acuerdo a Coltart, el avance de ese caso animó a su clienta a hacer pública su historia.

Robert Mugabe, de 95 años, ostentó el poder durante 37 años antes de ser derrocado en un golpe de Estado en noviembre de 2017.