Diario Vasco

Madrid, 16 may (EFECOM).- La sociedad de inversión inmobiliaria Castellana Properties ha cerrado con un beneficio neto de 46,5 millones de euros sus primeros doce meses de cotización en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), entre abril de 2018 y marzo de 2019, periodo en el que ha invertido más de 582 millones de euros en activos.

La socimi propiedad del fondo de inversión surafricano Vukile en un 72,5 % de su capital ha alcanzado un valor de activos de 916,5 millones de euros, con un aumento de más de 608 millones, debido a las adquisiciones y la revalorización de activos de más de 25 millones.

Castellana ha comprado en su último año fiscal cinco centros comerciales por 576 millones: Habaneras en Torrevieja, Vallsur en Valladolid, Bahía Sur en Cádiz, El Faro en Badajoz y Los Arcos en Sevilla.

La ocupación de los 17 activos (centros comerciales y oficinas) de su propiedad ha llegado en esos doce meses al 97 %, un 3,43 % más, en un ejercicio en el que ha firmado 61 operaciones de arrendamiento que han supuesto ingresos añadidos de 1,6 millones de euros. El vencimiento medio de sus arrendamientos es de 14,2 años.

La deuda neta de Castellana Properties al cierre del ejercicio se ha situado en 423 millones de euros, con un vencimiento medio de seis años, en un ejercicio en el que ha aumentado la diversificación de su financiación con entidades como las alemanas Allianz y Aareal Bank y las españolas Caixabank y Santander.

Estos resultados "refuerzan el modelo de negocio" de Castellana y la consolidan "como uno de los jugadores de referencia del mercado", ha asegurado el consejero delegado de la compañía de inversión inmobiliaria, Alfonso Brunet.

La socimi ha aprobado un dividendo normalizado de 0,39 euros por acción, de los cuales 0,18 se repartieron en noviembre de 2018 y los 0,21 restantes se repartirán este mayo.

La rentabilidad para el accionista ha sido del 12 %, incluyendo el dividendo y la revalorización de la acción, según la compañía.

El consejero delegado de Castellana ha explicado que está estudiando nuevas operaciones, ya que tiene como objetivo llegar a un valor bruto de activos cercano a 1.500 millones, objetivo que pretende alcanzar "cuanto antes".

"No queremos ser la socimi más grande, sino la más rentable", ha asegurado Brunet.

Asimismo, el consejero delegado de Castellana Properties ha vinculado la posibilidad de saltar del MAB al mercado continuo a alcanzar esos 1.500 millones de valor bruto de sus activos, aunque ha asegurado que no tiene una fecha planeada.