Diario Vasco

Roma, 16 may (EFE).- La española Carla Suárez avanzó este jueves en el torneo de Roma, después de que la francesa Alizé Cornet se retirara con un 6-3 y 3-0 adverso, y se enfrentará con la holandesa Kiki Bertens en los octavos de final.

Carla Suárez, finalista en Roma en 2015, se estrenó el pasado lunes con triunfo contra la ucraniana Dayana Yastremska y volvió a disputar un partido de alto nivel, que acabó tras 59 minutos, cuando Cornet anunció su retirada.

La española tendrá ahora un obstáculo de máxima exigencia, ya que se verá las caras con una Bertens que llega a Roma tras coronarse la semana pasada como campeona de Madrid y que doblegó este jueves a la estadounidense Amanda Anisimova.

El partido se jugará este mismo jueves, después de que todo el programa del miércoles fuera aplazado a causa del diluvio caído en Roma.

"Ayer fue un día duro, aburrido, tener que estar esperando todo el día y que después te cancelen el partido a última hora. Hoy es un día espectacular y podemos terminar todos los partidos, pero jugar dos partidos en un día no es lo más indicado para un deporte profesional como el tenis", afirmó Carla Suárez al acabar el partido, en declaraciones facilitadas a EFE en el Foro Itálico.

"Jugué una hora y dentro de lo que cabe no ha sido largo. Pero te dejas muchas energías y ahora hay que cargar pilas contra Kiki Bertens, que viene de una buena racha. Será complicado, viene en forma. Sí que jugó un partido largo hoy, pero quizás pueda suplir ese cansancio con la confianza. Perdí con ella en Doha y tendré que estar al cien por cien", agregó.