Diario Vasco

Bruselas, 16 may (EFE).- El banco belga KBC obtuvo un beneficio neto de 430 millones de euros en el primer trimestre del año, un 22,6 % menos que en el mismo período de 2018, cuando las ganancias fueron de 556 millones de euros, informó la entidad este jueves.

El resultado es mejor que el registrado en el cuarto trimestre de 2018, cuando la entidad obtuvo un beneficio neto de 621 millones de euros.

El consejero delegado del banco, Johan Thijs, calificó el resultado de "bueno", teniendo en cuenta que la entidad, "como de costumbre" registró la mayor parte de los impuestos bancarios para todo el año en el primer trimestre.

El grupo también anunció hoy que transformará este año 65 agencias bancarias en distribuidores automáticos y que cerrará 51 cajeros para "adaptarse a la evolución del comportamiento de los clientes, que cada vez más optan por la banca en línea".

Así, entre enero y marzo, el 57 % de los clientes sólo utilizaba los servicios bancarios a través de internet.

Los ingresos totales de la entidad ascendieron a 1.862 millones de euros en el primer trimestre, el 2,6 % menos comparado con los 1.912 millones de euros que obtuvo en el mismo periodo de 2018.

En concreto, los ingresos por intereses en el primer trimestre ascendieron a 1.129 millones de euros, en tanto que los obtenidos por tasas y comisiones fueron de 410 millones de euros.

Los créditos concedidos ascendieron a 148.517 millones de euros, un 4 % más que en el mismo período de 2018, en tanto que los depósitos sumaron 197.987 millones, un 5 % más.