Diario Vasco

Madrid, 16 may (EFE).- A pocos días de que el próximo martes, 21 de mayo, se vote la Mesa del Senado en la sesión constitutiva de la Cámara Alta, el portavoz del PNV en esta institución, Jokin Bildarratz, ha afirmado que conservar el puesto que tenía en este órgano no es una de sus preocupaciones y que no tiene "mayor interés" en ello.

Eso sí, Bildarratz ha explicado en una rueda de prensa junto a los otro nueve senadores con los que los nacionalistas vascos conformarán grupo parlamentario propio en la XIII Legislatura, que el PNV sí pretende de la mayoría del PSOE "generosidad" para facilitarle la tramitación de iniciativas, mociones y preguntas, de manera que sus senadores puedan "trabajar" con seriedad.

El portavoz ha recordado que en la anterior legislatura el PNV logró uno de los siete puestos de la Mesa del Senado gracias a "determinadas carambolas" y ahora conservarlo no supone para ellos una preocupación, sobre todo porque, ha apuntado, "somos conscientes del peso que tenemos", es decir, diez escaños de 265.

Los diez senadores vascos (tres por Álava, tres por Guipúzcoa y tres por Vizcaya, además del propio Bildarratz, designado por el Parlamento autonómico), han presentado este jueves sus credenciales en el Senado y han cumplido con los trámites precisos para poder estar presentes el martes próximo en la sesión constitutiva.

Una sesión en la que estará vacío el escaño de otro senador autonómico, el catalán José Montilla, que renunció para que el líder del PSC, Miquel Iceta, pudiera sustituirle y fuera elegido nuevo presidente del Senado; sin embargo, el veto de ERC y JxCat en el Parlament ha evitado que sea designado senador autonómico.

Bildarratz ha reconocido que para el PNV la operación para llevar a Iceta a la Presidencia de la Cámara Alta suponía un "movimiento positivo" del PSOE, dado que se trata de una persona con una "sensibilidad diferente" que otros socialistas respecto a Cataluña y el País Vasco y cuyo pasado "le avala".

Sin embargo, ha considerado que el Parlament ha votado ejerciendo una "soberanía parlamentaria que nadie le niega" y por ello ha preferido no pronunciarse sobre su decisión.

Por otro lado, Jokin Bildarratz ha insistido en reclamar para la nueva etapa que se abre en el Senado, especialmente al PSOE, que ha obtenido mayoría absoluta, voluntad para "leer el problema político que representa esta crisis de modelo territorial que hay en el Estado español" asunto sobre el que el PNV va a "apostar muy fuerte", ha subrayado.

"Esta Cámara no tiene que ser la Cámara del 155", ha insistido el senador vasco, quien ha emplazado al PSOE a entender "lo que está ocurriendo en Cataluña y en Euskadi" y trabajar para que el Senado debata el "problema territorial" desde "el diálogo, el acuerdo, la mano tendida y la convivencia".

De hecho, ha manifestado que si el Senado, ante "uno de los mayores problemas territoriales" a los que se enfrenta el país no puede hacer nada, "casi que lo cerramos".