Diario Vasco

Madrid, 16 may (EFE).- Las acciones de DIA son presa de la volatilidad en las últimas horas y a la fuerte subida registrada al cierre de ayer le ha seguido hoy nada más arrancar la sesión una pronunciada caída, con descensos de hasta el 9 %.

Los títulos de la compañía se pagaban a 63 céntimos, en contraste con los 70 a los que acabaron la jornada anterior.

Sólo en la primera media hora de cotización se registró el intercambio de 295.000 acciones de DIA, que atraviesa una severa crisis desde hace meses y cuyo futuro se juega en las próximas horas.

El mercado sigue pendiente de que el regulador dé a conocer el resultado de la opa lanzada por su principal accionista, la sociedad LetterOne -controlada por el multimillonario ruso Mijaíl Fridman-, y conocer así el porcentaje de capital que alcanza a través de esta operación.

No obstante, la oferta del magnate ruso saldrá adelante independientemente del grado de aceptación, después de que renunciara a exigir un porcentaje mínimo para ejecutarla.

DIA se encuentra además en quiebra técnica y tiene de plazo hasta el lunes 20 para salir de esta situación -para ello debe recuperar el equilibrio patrimonial-, ya que de lo contrario se verá abocada al concurso de acreedores o la liquidación.

Fridman se ha comprometido a promover una ampliación de capital por 500 millones de euros que serviría para dejar atrás la causa de disolución, aunque para ello exige que su opa tenga éxito, contar con mayoría de miembros en el consejo de administración y que la banca acreedora acepte aplazar a 2023 el vencimiento de toda la deuda a largo plazo de DIA.