Diario Vasco

Bagdad, 16 may (EFE).- La aerolínea estatal Iraqi Airways reanudará sus vuelos de Bagdad a Damasco el próximo sábado por primera vez desde que fueran suspendidos en 2011, año en el que estalló en Siria un conflicto armado que aún continúa.

Layth al Rubaie, el portavoz de la compañía, dijo a Efe que "la aerolínea iraquí hará su primer viaje el día 18 hacia la capital siria Damasco tras haber sido suspendidas durante ocho años".

Este viaje será de "inauguración" y en él irá una delegación oficial para anunciar "el regreso del trabajo de nuestros aviones en la línea Bagdad-Damasco tras un periodo largo de suspensión".

Aclaró que la compañía estatal ha preparado "todo lo necesario para la vuelta al funcionamiento de esta línea vital".

Por su parte, el Ministerio de Transporte sirio declaró en su página de Facebook que daba la bienvenida a esta decisión y expresó su deseo de que las demás compañías aéreas sigan este paso, "tanto para recibir a los aviones de las aerolíneas como para que sobrevuelen el espacio aéreo" del país.

El mes pasado, el Gobierno sirio confirmó que permite a la aerolínea catarí Qatar Airways sobrevolar su espacio aéreo.

Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Baréin, vecinos de Catar, impusieron en junio de 2017 un bloqueo aéreo a Qatar Airways por el que no le permitían despegar y aterrizar en sus aeropuertos, así como sobrevolar el espacio aéreo, alargando las rutas de la aerolínea catarí, una de las principales del mundo.

Desde marzo de 2011, Siria se encuentra en un escenario de guerra que ha dejado centenares de miles de muertos, así como millones de desplazados y refugiados en otros países.

El conflicto continúa, aunque el presidente sirio, Bachar al Asad, ha conseguido afianzar su control sobre gran parte del territorio sirio desde el año pasado y se encuentra en una fase en la que buscar normalizar la situación en el país mediterráneo.

Siria se encuentra suspendida también en la Liga Árabe desde 2011, aunque en los últimos meses ha sido tema de discusión en el organismo panárabe para que vuelva a ocupar la silla vacía.

De hecho, el pasado marzo parlamentarios sirios participaron en la conferencia anual de Unión Interparlamentaria Árabe, la primera reunión de un órgano regional a la que son invitados responsables de Damasco desde el inicio de la guerra.

En diciembre, Emiratos Árabes Unidos y Baréin reabrieron sus embajadas en Siria tras siete años de clausura y también declararon que estudian reanudar sus vuelos a Damasco.