Diario Vasco

Bruselas, 16 may (EFE).- La ayuda oficial al desarrollo que proporciona de forma colectiva la Unión Europea (UE) cayó en 2018 por segundo año colectivo, según señaló este jueves "con creciente preocupación" el Consejo de la UE en su informe anual sobre la materia.

"El Consejo está cada vez más preocupado por la tendencia negativa de la ayuda oficial al desarrollo colectiva de la UE, que ha decrecido por segundo año consecutivo", indicaron los ministros de Desarrollo comunitarios en el informe, aprobado hoy durante una reunión en Bruselas.

Además de lamentar esa tendencia negativa, llamaron la atención igualmente sobre "la brecha cada vez más profunda para alcanzar el objetivo colectivo" de proporcionar el 0,7 % del Producto Interior Bruto (PIB) para ayuda oficial al desarrollo.

Según señalaron, sólo cuatro países cumplen o sobrepasan por el momento esa meta: Suecia (1,04 %), Luxemburgo (0,98 %), Dinamarca (0,71 %) y el Reino Unido (0,70 %).

España (0,18 %) vio decrecer su tasa junto a otros diez Estados miembros, mientras que cuatro la incrementaron y doce permanecieron prácticamente estáticos (con un cambio inferior a 0,01 puntos porcentuales).

A pesar de la tendencia negativa, la UE y sus Estados miembros mantuvieron su posición como primer proveedor global de asistencia oficial al desarrollo, al representar cerca del 57 % de la ayuda total que los miembros del Comité de Asistencia al Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dedican a los países en desarrollo.

En 2018 la ayuda oficial al desarrollo colectiva de la UE llegó a los 74.400 millones de euros, aunque, si se utiliza la metodología previa de ese comité, cayó en unos 731 millones de euros en términos nominales frente a las cifras de 2017.

Además, el Consejo de la UE señaló que la ayuda oficial al desarrollo de la Unión representó de forma colectiva el 0,47 % de la renta nacional bruta, mientras que el año pasado, al usar la metodología previa, el ratio era del 0,5 %, precisó.