Diario Vasco

Rabat, 24 abr (EFE).- Dos presos del movimiento rifeño Hirak se encuentran en estado crítico en la cárcel marroquí de Tánger tras más de dos semanas en huelga de hambre, y uno ha tenido que ser trasladado al hospital de esa ciudad para recibir atención médica, informaron hoy a Efe familiares de los presos.

Según estas fuentes, el caso más preocupante es el de Mohamed Al Asrihi, y tras él el de Rabie Al Ablaq, ambos condenados a cinco años de cárcel.

Hay otros dos compañeros del Hirak, presos como ellos, en la Prisión de Tánger II, y también en huelga de hambre, cuyo estado es grave: Ibrahim Abaquy, condenado a cinco años de prisión, y Karim Amgar, que cumple una condena de diez años.

Los cuatro presos tienen distintas reivindicaciones, que van desde el reagrupamiento de los reos rifeños o la separación de los condenados por delitos comunes hasta la simple liberación.

Los cuatro detenidos forman parte de un total de 15 activistas rifeños que fueron trasladados el pasado 11 de este mes a Tánger desde la prisión de Casablanca, que albergaba a 38 miembros de la cúpula del movimiento rifeño Hirak, condenados en apelación el pasado 5 de este mes a penas de hasta 20 años de cárcel.

El resto de los 38 fueron trasladados a otras cárceles del norte del país, con el fin de acercarlos a sus familias; este es el caso de Naser Zafzafi, considerado el líder más carismático del Hirak y ahora recluido en la cárcel de Fez.

Por otra parte, la asociación Tafra, que une a los familiares de los activistas rifeños arrestados, ha convocado una sentada de protesta para el próximo viernes en frente de la sede de la administración en Rabat para "salvar la vida de los detenidos".

La polémica sobre el estado de salud de los reos rifeños ha llegado ayer al Parlamento marroquí, después de que el diputado del islamista Partido Justicia y Desarrollo en la Cámara de Consejeros (alta) Nabil Andalusi advirtiese de que algunos de los detenidos están en peligro.

El pasado 15 de este mes, los 39 principales dirigentes del movimiento de protesta rifeño, y otros tres procesados en libertad provisional, presentaron un recurso ante el Tribunal de Casación contra sus sentencias.