Diario Vasco

París, 18 abr (EFE).- El grupo francés de construcción y concesiones Vinci sólo pujará en la prevista privatización de Aeropuertos de París (ADP) si se da la posibilidad de optar a una "participación significativa" y puede implicarse en su dirección.

"Tenemos que estar seguros de poder contribuir a crear valor y aportar nuevos servicios" para los pasajeros, las compañías aéreas y las administraciones, explica el presidente de Vinci, Xavier Huillard, en una entrevista publicada este jueves por "Les Echos".

En medio de la polémica política en el Parlamento francés sobre la privatización de ADP, el que aparece como uno de los principales favoritos advierte de que no serán "necesariamente candidatos".

Según su análisis, eso tendrá sentido si su compañía puede plantear "un verdadero proyecto industrial", lo que significa en primer lugar mejorar las infraestructuras para reducir los tiempos de espera y mejorar la calidad del servicio a los usuarios.

También disponer de márgenes para que las compañías aéreas tengan facilidades para aumentar su actividad en las plataformas aeroportuarias y para colaborar con las administraciones implicadas.

"Para poner en marcha todo eso hay que tener capitales para invertir masivamente sin que esas inversiones pesen demasiado en los costos que deberán soportar las compañías", indica.

Además, para Huillard es "primordial" tener en cartera "una gran red" de aeropuertos para rentabilizar la experiencia y ser más eficiente.

Y a ese respecto, recuerda que cuando a mediados de mayo se formalice la compra del aeropuerto londinense de Gatwick, Vinci será "el segundo operador" del mundo con 46 aeropuertos que acumulan 240 millones de pasajeros anuales, sólo por detrás del español AENA.

La privatización de ADP está por el momento atascada en el Parlamento francés, donde la oposición de derechas y de izquierdas se ha unido contra el proyecto de concesión del Gobierno del presidente, Emmanuel Macron.

No obstante, pese al bloqueo del Senado, la última palabra la tendrá la Asamblea Nacional, donde el partido de Macron es mayoritario.

El español Ferrovial o el italiano Atlantia son algunos de los nombres que se han escuchado estos últimos meses junto al de Vinci como candidatos para una concesión que, según el proyecto del ministro de Economía, Bruno Le Maire, tendría una duración de 70 años.