Diario Vasco

Roma, 17 abr (EFECOM).- El ministro de Economía italiano, Giovanni Tria, advirtió hoy de que el Gobierno del país incrementará el IVA el próximo bienio si no encuentra alternativas para evitarlo, una afirmación que ha puesto en pie de guerra a los dos partidos gubernamentales.

El Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga prometieron a sus electores que no subirían este impuesto para no disparar la presión fiscal sobre las familias, pero el ministro de Economía, que es independiente, ha evidenciado que la realidad económica actual exige lo contrario.

"El (impuesto sobre el valor añadido) IVA subirá si no se encuentran alternativas para evitarlo", señaló Tria en una comparecencia parlamentaria.

Un aumento del IVA podría suponer una carga media para las familias de unos 538 euros al año, según calcula la prensa especializada, y se materializaría el 1 de enero del próximo año.

Todo ello si el Gobierno italiano no encuentra antes recursos por otras vías, como por ejemplo recortando el gasto público que ha previsto destinar para implementar las promesas electorales recogidas en los Presupuestos Generales de este año.

El Ejecutivo italiano prometió a la Comisión Europea (CE) a finales del pasado año que la economía crecería el 1 % en 2019 y el déficit sería del 2,04 %, y con estas cifras argumentó que podría aprobar un subsidio al desempleo y rebajar la edad de jubilación.

Pero la realidad se impone a la teoría y el Gobierno del país acaba de actualizar su cuadro macroeconómico, ahora prevé que la economía crezca sólo un 0,2 % en 2019 y el déficit se eleve al 2,4 %, dato este último que fue considerado excesivo por la CE el pasado año.

En cuanto a la elevada deuda pública, Italia pronostica que seguirá agrandándose hasta el 132,6 % del producto interior bruto (PIB), y bajará al 131,3 % en 2020; al 130,2 % en 2021 y al 128,9 % en 2022.

El país entró en recesión técnica a finales de 2018, tras acumular retrocesos del 0,1 % en el tercer y cuatro trimestre, y necesita urgentemente reducir sus altos niveles de endeudamiento, que duplican el 60 % del PIB que fija el Pacto de Estabilidad.

Con un crecimiento próximo a cero, según vaticinan los organismos internacionales, Italia tendrá que buscar otras vías para obtener recursos y subir el IVA es una posibilidad que no gusta a los dos partidos que dirigen el país, el M5S y la Liga, que están centrados en hacer campaña para las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo.

De hecho, los dos vicepresidentes del Gobierno y líderes de estas formaciones, Luigi Di Maio (M5S) y Matteo Salvini (Liga), han advertido a Tria de que esto no va a ocurrir.