Diario Vasco

Getafe , 17 abr .- El Getafe afronta el partido de la próxima jornada con un importante contratiempo en su defensa, puesto que para el puesto de lateral izquierdo José Bordalás no podrá contar con ninguno de sus dos efectivos, el uruguayo Mathías Olivera y el portugués Vitorino Antunes, y para el derecho tampoco está disponible el charrúa Damián Suárez.

Bordalás prepara la visita del Sevilla con un serio problema defensivo, ya que de los tres laterales puros que tiene en la plantilla ninguno podrá jugar la próxima jornada contra el Sevilla.

Damián Suárez, lateral derecho y titular indiscutible para Bordalás, deberá cumplir un partido de sanción y su habitual sustituto, el extremo guadalupeño Dimitri Foulquier, no jugó el último partido contra el Valladolid por unas molestias.

En el otro lateral, el izquierdo, el portugués Antunes se lesionó en el último partido en Valladolid y no volverá a jugar lo que resta de temporada. Su sustituto, el uruguayo Olivera, fue expulsado en el José Zorrilla y deberá cumplir sanción.

De esta forma, Bordalás recompondrá su defensa con dos centrales reconvertidos en laterales. El togolés Djené seguramente actúe por el derecho y el uruguayo Cabrera por el izquierdo. En el centro de la defensa pareja española, el canario Bruno González y el catalán Ignasi Miquel.

En el partido entre Getafe y Sevilla están en juego tres puntos claves por Europa, puesto que el conjunto hispalense es ahora mismo cuarto con 52 puntos y el madrileño quinto con 51, a falta de seis jornadas para acabar la Liga.