Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- Más de la mitad de los españoles (57 %) pagaría más impuestos si la recaudación fuera destinada directamente a combatir la pobreza infantil, según una encuesta de Save the Children, que revela también que ocho de cada diez ciudadanos piensa que este problema debe convertirse en una prioridad para el futuro Gobierno.

El estudio, presentado este miércoles en rueda de prensa, constata que la mayor parte de la población considera "imprescindible" la intervención del Estado y de las comunidades autónomas para pagar acabar con la pobreza infantil, que afecta a 2,2 millones de niños y niñas en España.

Gabriela Jorquera, portavoz de Save the Children, ha señalado que, al margen de la definición estadística, "lo que mejor describe la pobreza es que no se tiene margen para lidiar con los problemas. Cualquier imprevisto puede significar un desequilibrio en las familias y un problema pequeño se convierte en muy grande".

La encuesta revela que el 85 de los ciudadanos cree que la pobreza infantil es un problema importante, lo que supone un "amplísimo" porcentaje de la población, que abarca a todo el electorado, ha subrayado Jorquera.

En el último año y como consecuencia de su situación económica, un 24 % de los encuestados ha tenido que reducir el gasto en sus hijos e hijas: una cuarta parte ha tenido que renunciar a gastos en alimentación.

Además, casi la mitad de las familias no ha podido llevar a sus hijos de vacaciones al menos una vez al año, un 16 % no ha podido pagar el comedor escolar y la visita al dentista o al oculista se ha convertido en algo imposible para un 18 % y un 12 % de los entrevistados, respectivamente.

La encuesta, en la que han participado 1.887 ciudadanos de Andalucía, Cantabria, Madrid, Comunidad Valenciana y País Vasco, señala que uno de cada dos cree que la pobreza se hereda y la mitad es consciente de la vulnerabilidad que tienen los niños migrantes.

En cuanto al futuro, los encuestados muestran una percepción negativa: un 16 % reconoce que sus hijos vivirán peor, el 71 % cree que no se irán de casa antes de los 30 años, el 59 % considera que no tendrán un empleo digno y el 61 % que no tendrán una vivienda digna, aunque más de la mitad opina que tendrán más estudios.

No obstante, el 75 % de los encuestados con hijos reconoce que éstos serán más felices en el futuro, lo que se explica por "el mecanismo psicológico que usamos todos los padres", ha señalado Belén directora general de 40dB, agencia de investigación que ha realizado el estudio.

De todas las medidas planteadas en la encuesta, la gratuidad de los libros de texto, una red pública de guarderías de 0 a 3 años (90 %) y una atención dental y visual gratuita son las mejor valoradas.

De cerca les siguen otras como el aumento de la prestación por hijo a cargo: ahora se sitúa 28 euros al mes en situación de pobreza y 49 para pobreza extrema y Save the Children pide que se aumente hasta los 100 euros.

Los españoles suspenden al Gobierno y a las comunidades autónomas con un 3 sobre 10 porque no se están poniendo en marcha las medidas suficientes para acabar con el problema, según el estudio, que será remitido a todos los partidos políticos, ya que es "una información relevante en este momento", ha señalado la portavoz de la ONG.