Diario Vasco

Copenhague, 17 abr (EFE).- La compañía de telecomunicaciones sueca Ericsson presentó este miércoles un beneficio neto de 2.400 millones de coronas (229 millones de euros) hasta marzo, impulsada por el fuerte crecimiento de sus ventas en el mercado norteamericano.

La firma sueca había perdido 700 millones de coronas (67 millones de euros) después de impuestos en el primer trimestre de 2018.

El resultado neto de explotación (ebit) pasó de una pérdida de 300 millones de coronas suecas (29 millones de euros) a una ganancia de 4.900 millones (468 millones de euros).

Las ventas netas ascendieron a 48.900 millones (4.674 millones de euros), lo que supone una subida interanual del 13 %.

"Nuestra estrategia de trabajar con clientes líderes en mercados punteros ha generado negocios y experiencias prácticas en implantar y comercializar 5G -quinta generación de telecomunicaciones-", señaló en el balance su director ejecutivo, Björn Ekholm.

Ericsson ha firmado hasta la fecha acuerdos de 5G con 18 operadoras, una cifra que según la firma sueca no supera ningún otro competidor.

La compañía escandinava recordó que lleva cooperando de forma voluntaria desde 2015 con el Departamento de Justicia y el órgano supervisor de los mercados financieros estadounidenses en una investigación sobre el cumplimiento de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés).

"Seguimos cooperando con ellos y recientemente hemos iniciado discusiones para alcanzar un acuerdo. Esas discusiones están en una fase muy temprana y por ello no podemos estimar su duración. Además, al tratarse de un asunto legal no podemos dar detalles", escribe la compañía en su balance.

Ericsson avisó no obstante de que estima que la resolución de ese problema legal tendrá consecuencias financieras y de otro tipo, cuya magnitud e impacto no pueden ser concretados por el momento.