Diario Vasco

Barcelona, 17 abr (EFE).- Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Iibedll) y del Instituto Catalán de Oncología (ICO) han descubierto que desactivar dos proteínas asociadas a tejidos tumorales hace más eficaz la quimioterapia y reduce el riesgo de metástasis en cáncer colorrectal.

Los resultados de la investigación, que han liderado David G. Molleví y Natalia Guillén Díaz-Maroto, los publica la revista "Clinical Cancer Research" y sienta las bases para nuevas terapias contra el cáncer colorrectal.

"Hemos descubierto que, si inactivamos dos proteínas, llamadas TAK1 y TGFBR1, que participan en la señalización celular del tejido normal asociado a los tumores, las células tumorales son más sensibles a la quimioterapia y se reduce la capacidad de metástasis de los tumores", ha resumido Molleví.

El investigador ha destacado que "en un tumor desarrollado encontramos distintos tipos celulares. Por un lado, las propiamente cancerosas y, por otro lado, hay células tumorales, llamadas genéricamente estroma".

"Entre ellas -añade- las más numerosas son los fibroblastos, que proporcionan sustento a modo de andamio. Estos fibroblastos a través de estas dos proteínas (TAK1 y TGFBR1) proporcionan moléculas y factores que nutren a las células tumorales y facilitan que estas sean invisibles a los tratamientos de quimioterapia".

Según el investigador, una de las muchas líneas de estudio que existen para combatir el cáncer es influir en la interacción entre estroma y tumor, para hacer que este sea más vulnerable, ya que se interfiere en su desarrollo.

"De esta manera, los tumores se pueden tratar con quimioterapia con menos posibilidad de que reaparezcan", ha agregado.

"Este nuevo descubrimiento aporta razones para crear nuevas terapias contra cánceres colorrectales, especialmente en el subgrupo de tumores más abundante en fibroblastos", ha concluido Molleví.