Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha avisado a la Agencia Tributaria de los problemas que puede generar la supresión de la declaración de la renta en papel y ha pedido a la AEAT que garantice el derecho de todos los contribuyentes a cumplir con sus obligaciones tributarias.

Marugán recuerda en una nota de prensa que la Ley Tributaria establece que todos los contribuyentes tienen derecho a ser asistidos por la Administración para cumplir sus obligaciones tributarias, motivo por el que ha pedido información a la Agencia Estatal de Administración Tributaria sobre sus previsiones ante las novedades de la actual campaña de la renta.

El Defensor del Pueblo ha iniciado una actuación de oficio ante la Agencia Tributaria sobre sus previsiones para atender a aquellos contribuyentes que tengan problemas para presentar la declaración de la renta por medios electrónicos, y alude a determinadas personas en zonas rurales, o colectivos de mayores poco habituados a utilizar la tecnología e internet.

Algunas personas, apunta, viven en lugares donde no hay oficinas bancarias, lo que les dificulta el cobro o el pago de las cantidades resultantes de la declaración.

El Defensor del Pueblo ha pedido también a la AEAT que garantice que los contribuyentes puedan usar la lengua cooficial en todos los trámites ante esta administración pública.

La cooficialidad lingüística no es una opción administrativa, en su opinión, sino un derecho constitucional, por lo que el uso de las lenguas cooficiales "debe ser normal, habitual y fluido".

Ha recomendado que se implante un plan o programa de mayor alcance que el de las medidas actuales, diseñado con la participación de las comunidades autónomas y previa consulta pública a personas y organizaciones representativas y ha instado a la Agencia Tributaria a que incluya el euskera en su portal web junto a las demás lenguas cooficiales y el inglés.

Recomienda además que la versión en castellano solo se considere texto oficial único de la web en los territorios sin lengua cooficial, de forma que en los demás sean considerados también textos cooficiales las versiones en euskera, catalán, gallego y valenciano.

Otra de sus recomendaciones es revisar los posibles errores inducidos por el uso de software de traducción automática en los contenidos del sitio web escritos originalmente en castellano tras comprobar que "persisten las quejas de ciudadanos que no pueden relacionarse con la AEAT en alguna de las lenguas cooficiales del Estado".