Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas que pretendían quedarse con todo el patrimonio de una mujer de 84 años y, después de engatusarla para hacerse con su dinero, alejarla de su entorno familiar y social e ingresarla en una residencia, trataron incluso de vender su vivienda.

Los agentes detuvieron el pasado jueves a dos españoles de 60 y 81 años, un argentino de 56 y una alemana de 38, que actuaban conjuntamente para adueñarse de todo el dinero y patrimonio de la anciana, que residía en el madrileño barrio de Aluche y sufría pérdidas de memoria.

La investigación, según informa la Jefatura Superior de Policía de Madrid, se inició a finales de marzo, cuando el banco en el que la víctima tenía sus ahorros detectó movimientos sospechosos en sus cuentas.

Los agentes determinaron que se trataba de un número de reingresos a otras cuentas muy superior al que solía realizar la mujer y que en total alcanzaba los 10.000 euros.

A raíz de estas averiguaciones, los policías dieron con los arrestados y descubrieron que estos habían conseguido aislar a la víctima de sus familiares y amigos y la habían ingresado en una residencia. De allí la sacaban periódicamente para acompañarla al banco y transferirse el dinero.

Aprovechándose de que la víctima presentaba pérdidas de memoria, habían logrado que ésta les confiriese un "poder ruinoso", esto es, un poder notarial por el que los detenidos podían disponer de su patrimonio tal y como quisiesen, y decidieron vender también su casa.

De hecho, el jueves, cuando se produjo la detención, los agentes comprobaron que las cerraduras de la vivienda ya estaban cambiadas y que esa misma tarde los arrestados iban a firmar la escritura de venta.

Los policías intervinieron a los detenidos una cartilla bancaria de la víctima, dinero en efectivo, escrituras de autotutela sobre la mujer y una fotocopia de su DNI.

Tras ser puestos a disposición judicial, a dos de los presuntos autores se les impuso una orden de alejamiento sobre la víctima y se revocaron todos los poderes notariales que habían obtenido.