Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- Desde su partida a los Estados Unidos, Celia Jiménez (Jaén, 1995) se fijó dos objetivos: terminar de manera exitosa sus estudios universitarios -cursó Ingeniería Aeroespacial- y llegar a ser una de las futbolistas elegidas para competir en uno de los nueve equipos de la prestigiosa NWSL.

El pasado año la internacional española culminó su primer desafío; el pasado domingo hizo realidad el segundo al debutar con el Seattle Reign en la liga profesional de Estados Unidos.

"Jugar en esta Liga fue siempre mi deseo desde que vine a estudiar. Es muy difícil conseguir un plaza, son pocos equipos y muchas las futbolistas que lo intentamos", aseguró la joven de Alcaudete en declaraciones a EFE.

Con el empate (1-1) ante Houston Dash, Celia Jiménez inauguró su historial de partidos en la competición estadounidense.

"Supone haber conseguido el objetivo que durante muchos años he perseguido", subrayó la jienense, ubicada en el lateral izquierdo de manera "ocasional". "Es allí donde el mister necesitaba una jugadora. Estoy dispuesta a aprender y esforzarme", remarcó.

Celia Jiménez, quien luce el dorsal número 13, jugó de titular y durante todo el partido pudo probarse en uno de los torneos más exigentes del mundo.

"En la NWSL encontramos jugadoras rápidas, capaces de estar subiendo y bajando el campo durante los 90 minutos. El juego es efectivo y exigente, constantemente se alterna el ataque y la defensa", analizó.

En el vestuario le acompañan algunas de las mejores futbolistas del mundo, como Jodie Taylor o Megan Rapinoe. Comparten, bajo el escudo del Seattle Reign, las aspiraciones más altas.

"Este equipo ya tiene dos subcampeonatos, buenas futbolistas y un entrenador con mucha experiencia, creo que podemos aspirar a ganar la Liga. Es muy pronto, pero cada partido cuenta", expuso en declaraciones a EFE Celia Jiménez, quien reconoció que ya está adaptada al equipo y al país. "El carácter de Estados Unidos me gusta. Son personas independientes y respetuosas", indicó.