Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- Un total de 355 inmigrantes han llegado a España en patera en la primera quincena de abril y ya son 5.983 los que lo han logrado por esta vía en lo que va de año, una cifra un 68 % superior a la del mismo periodo de 2018.

En España han entrado 574 personas en los catorce primeros días de abril con lo que, de mantenerse esta proyección en la segunda quincena, el número de entradas podría sufrir un repunte tras dos meses a la baja, ya que en todo marzo alcanzaron España 1.036, 588 de ellos en patera.

Según los datos publicados por el Ministerio del Interior, más de la mitad, 4.612, llegaron en enero (4.104 de ellos por mar), mientras que 1.366 (936 por mar) lo hicieron en febrero.

Aunque la mayoría de las 188 embarcaciones contabilizadas este año alcanzaron las costas peninsulares y Baleares (149), fue la ruta de Canarias la que mayor incremento ha experimentado respecto al año pasado: al archipiélago han llegado 178 personas, más del doble que en 2018, cuando la cifra fue de 80.

Por el contrario, han descendido los inmigrantes llegados a Ceuta y Melilla por mar: a la primera entraron 167 frente a los 219 de 2018 (23 % menos) y a la segunda, 51 frente a 143, un 64 % menos.

También ha bajado la cantidad de personas que han entrado a las ciudades autónomas por tierra: 1.605 en lo que va de año, una cifra un 12 % inferior a la de 1.822 registrada en 2018.

Desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), este miércoles han vuelto a insistir en la necesidad de desarrollar vías legales y seguras y eliminar las devoluciones "en caliente" como pasos necesarios para que "se dejen de perder vidas en nuestras costas y respetar los derechos humanos en nuestras fronteras?, según su directora, Estrella Galán.

A través de un comunicado, la organización ha echado en cara a los partidos que no hayan incluido en sus programas "mensajes y propuestas positivas" sobre migración y refugio en un momento "decisivo" en el que los líderes políticos deberían dar "un paso firme para frenar los mensajes xenófobos".

CEAR también censura, entre otras cuestiones, que en los debates electorales apenas se estén tratando las respuestas a problemas como la acumulación de expedientes de asilo o la puesta en marcha de medidas que garanticen el desembarco seguro de las personas rescatadas en el Mediterráneo.