Diario Vasco

Nueva York, 16 abr (EFE).- David Wichmann, el máximo directivo del gigante estadounidense de los seguros médicos UnitedHealth, criticó este martes la propuesta de cobertura "para todos" ("Medicare for all") enarbolada por destacados políticos demócratas y advirtió que eso "desestabilizaría el sistema sanitario nacional".

Demócratas aspirantes a concurrir a la Casa Blanca en 2020 como Bernie Sanders defienden la medida, que busca rebajar la edad de acceso al programa Medicare, ofrecido a partir de 65 años, e incluso algunas voces del partido plantean eliminar los seguros privados para reemplazarlos con este plan de cobertura pública.

Wichmann se refirió a este tema en una conferencia telefónica abierta a inversores para desgranar los resultados del primer trimestre del año fiscal, en los que la firma aumentó un 21 % su beneficio, hasta 3.557 millones de dólares, superando las expectativas de Wall Street.

Llevar a cabo la propuesta de "Medicare for all", dijo el ejecutivo, "pondría decididamente en peligro la relación que la gente tiene con sus doctores, desastibilizaría el sistema sanitario nacional y limitaría la habilidad de los médicos que ejercen la mejor Medicina".

Wichmann consideró que los costes asociados a poner en marcha este plan por el que han abogado desde la emergente Alexandria Ocasio-Cortez hasta la excandidata presidencial Hillary Clinton "tendrían un fuerte impacto en la economía y los trabajos, todo sin incrementar fundamentalmente el acceso a los cuidados" sanitarios.

Asimismo, el directivo de UnitedHealth señaló que los costes asociados al sistema sanitario se han incrementado a un menor ritmo que la inflación en el último año, y afirmó que se han reducido "gracias a la mejor gestión de la inflación y mayor efectividad".

De acuerdo al portal HealthCareDive, para lograr una cobertura sanitaria universal Wichmann dijo que el estado y los líderes de la industria deben colaborar y recurrir a "soluciones reconocidas del sector privado".

Estados Unidos es el único país avanzado que no ofrece cobertura sanitaria mínima para todos sus ciudadanos y contribuyentes, a excepción de los programas de Medicare (para jubilados) y Medicaid (para bajos ingresos).

La Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, más conocida como "Obamacare", exige a la mayoría de los adultos que estén cubiertos por un plan de salud, ya sea proporcionado por su trabajo o por el Gobierno.

Esa reforma sanitaria, llevada a cabo por el expresidente Barack Obama, se ha enfrentado al embate de la Administración del republicano Donald Trump, que busca derogarla y reemplazarla.