Diario Vasco

(Actualiza la EC2658 con nuevos datos)

La Semana Santa tardía (a mediados de abril), unida a un cálido invierno, han propiciado las bajas cifras de ocupación en los alojamientos de esquí, mientras que, por otro lado, ciudades como Málaga, Granada, Sevilla o Bilbao tendrán más de un 90 % de ocupación.

Los datos obtenidos en las principales ciudades turísticas mejoran las cifras del año anterior, con un nivel del 74 % en reservas (frente al 67 % del año anterior) y una previsión de alcanzar el 83 % de ocupación (77 % en 2018).

Este año, el nivel de reservas en hoteles crece respecto al año pasado hasta alcanzar el 75,1 %, frente al 69,2 % de 2018, al igual que ocurre con la previsión de ocupación, con un 83,5 %, frente al 78,9 % final de 2018, informa este martes el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en un comunicado.

Las reservas de alojamiento en casas rurales son del 74 %, con una previsión de ocupación del 80 %, cifras similares a las de 2018.

Teniendo en cuenta el factor geográfico, el turismo de costa presenta un 79 % de reservas (71 % en 2018) con previsión de ocupación del 88 % (82 % en 2018), mientras que el turismo de interior, también muestra niveles superiores a los de 2018, con reservas del 67 % (62 % en 2018) y una previsión del 79 % (76 % en 2018).

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha afirmado que los datos son "muy positivos", pues muestran que la ocupación sube en todos los segmentos y destinos, lo que refuerza el papel del turismo como "palanca para un crecimiento sostenible e inclusivo" y confirma la "buena situación del sector turístico español".