Diario Vasco

Taipéi, 16 abr (EFE).- Más de un millón de fieles se han congregado para asistir a la peregrinación de la diosa Matsu, la más venerada en Taiwán, que terminó hoy tras 340 kilómetros de recorrido a pie por el centro y el sur de la isla.

Matsu, también conocida como Mazu, es la deidad más venerada en Taiwán, con unos 10 millones de fieles -casi la mitad de la población- y 2.300 templos, y hoy llegó a los de Jenlan de Dajia, Taichung (oeste), y al de Baishantun, en Miaolí (noroeste), en sus dos principales peregrinaciones.

Hace nueve días, una mujer de entre veinte y treinta años se arrodilló con gran devoción ante una imagen de la diosa, que, según la leyenda, nació en Meizhou (China) en el siglo X y salvó a su padre pescador de un tifón.

"Necesito la ayuda de Matsu, tengo un problema del que depende mi vida y ella me dirá qué hacer y me protegerá", dijo a Efe la joven, apellidada Lin, en el templo de Jenlan, antes de iniciar su peregrinaje con la diosa protectora de marineros, flanqueada por un ser rojo, "Vista-a-mil-millas", y otro verde, "Oído-al-viento".

La fecha y el itinerario de la procesión se determina cada año en una ceremonia de adivinación en la que se pregunta a la diosa con el lanzamiento de medias lunas de madera ('bwa bwei').

"Buscamos expresar gratitud, y pedir bendiciones y suerte, sobre todo al arrodillarnos y postrarnos para que el palanquín de Matsu nos pase por encima", manifestó otro de los peregrinos, apellidado Cheng.

Al pasar por los pueblos y en muchos otros lugares del camino, fieles de Matsu ofrecen comida y bebida a los peregrinos, que también reciben alojamiento en salones con suelos de madera u hogares de fieles al final de cada itinerario diario.

"Nos levantamos antes de las 04.00 de la mañana para prepararnos e iniciar la peregrinación diaria, que acaba con la puesta del sol o después, dependiendo del día", relató Lin Kuofu, un jubilado, que hace el camino con su esposa.

Entre los peregrinos también hay gente joven, como Huang Li-ping, de unos 25 años, que ha hecho el camino seis veces y que se siente conmovida por la devoción popular hacia Matsu.

"Se me saltaron las lágrimas una vez cuando el palanquín pasó cerca de un hospital, y los pacientes salieron con rostros llenos de emoción y angustia. Su devoción era patente", expresó Huang en el templo Fengtian, el punto más meridional de la peregrinación, desde donde se inicia la vuelta a Dajia, que dura cinco días.

Como es un evento físicamente muy exigente, algunos solo recorren los cuatro primeros días hasta Fengtian o la vuelta de cinco días, mientras que quienes no consiguen vacaciones se deben conformar con el fin de semana.

En el cortejo de la diosa no faltan extranjeros, en su mayoría jóvenes que estudian en Taiwán, quizá debido a que en 2004 Discovery Channel enumeró esta celebración entre los tres principales festivales religiosos del mundo, junto con la peregrinación a La Meca para los musulmanes y el baño en el río Ganges de los hindúes en India.

Los políticos isleños, de todos los partidos y colores -entre ellos, la presidenta, Tsai Ing-wen-, no se perdieron la procesión, en la que participaron durante unas horas, y pidieron ayuda a la diosa y a los fieles ante unas elecciones presidenciales y parlamentarias clave que se celebrarán el 11 de enero de 2020.

Este año también apareció en la peregrinación el antiguo mafioso 'Lobo Blanco', presidente de un partido minoritario que busca la reunificación de Taiwán con China, lo que, pese a la fuerte presencia policial, desencadenó un tumulto con heridos tras despertar las iras de muchos fieles por llevar el palanquín durante diez minutos.

Las nuevas tecnologías también han irrumpido en las peregrinaciones: por ejemplo, la del templo Baishatun ofrece una aplicación para teléfonos inteligentes, con la que se puede seguir toda la peregrinación sin necesidad de desplazarse a ninguna parte.

"Pero no me parece que se pueda conseguir lo mismo por internet que sudando el camino", criticó una señora mayor, apellidada Chang, que ya ha realizado más de 20 peregrinaciones.