Diario Vasco

Roma, 16 abr (EFE).- El vicepresidente del Gobierno italiano y líder de la nacionalista Liga, Matteo Salvini, anunció hoy que se han sumado a su plataforma para las elecciones al Parlamento Europeo otros tres partidos de ultraderecha de Austria, Estonia y Eslovaquia.

Se trata del ultranacionalista Partido Liberal de Austria (FPÖ) de Heinz-Christian Strache, el ultraderechista Partido Popular Conservador (EKRE) estonio y el movimiento Sme Rodina del empresario eslovaco Boris Kollar, informó el propio Salvini.

El pasado 4 de abril el político italiano lanzó en Milán la plataforma "Hacia una Europa del sentido común", con la que pretende unir fuerzas de cara a las elecciones europeas del 26 de mayo y preconfigurar un futuro grupo nacionalista en la Eurocámara.

En aquel acto estuvieron presentes el líder de Alternativa para Alemania (AfD), Jörg Meuthen; Anders Vistisen, del Partido Popular Danés, y Olli Kotro, de Verdaderos Finlandeses.

Pero más sonadas fueron, por contra, las ausencias, pues no acudieron ni la francesa Marine Le Pen, ni el primer ministro húngaro, Víktor Orban, ni el político neerlandés Geert Wilders.

Salvini, al anunciar hoy las nuevas incorporaciones, avanzó que "otras adhesiones importantes llegarán en las próximas semanas".

El próximo 18 de mayo el líder ultraderechista italiano ha convocado una gran manifestación soberanista en Milán que usará como demostración de fuerza ante los comicios, a los que los sondeos sitúan ya al suyo como primer partido, superando el 30 % de votos.

Los esfuerzos de Salvini por buscar compañeros de filas en Europa le ha costado algún rifirrafe con sus socios en el Gobierno de Italia, los populistas del Movimiento 5 Estrellas.

Un día después del acto de Milán del 4 de abril, el líder de esta formación y también vicepresidente, Luigi Di Maio, expresó su preocupación por "la deriva de ultraderecha a nivel europeo de las fuerzas políticas que compondrán el grupo al que se aliará la Liga".

Y acusó a estos partidos de "incluso negar en algunos casos el Holocausto", en alusión a los diputados de AfD en el estado alemán de Baviera, que en enero abandonaron sus escaños en protesta contra un homenaje a las víctimas de aquella matanza nazi.

Salvini reprochó a su socio por "buscar a fascistas, comunistas, nazis y marcianos venusianos" en sus planes políticos.