Diario Vasco

El Cairo, 16 abr (EFE).- El Parlamento egipcio aprobó hoy una reforma constitucional que amplía el periodo presidencial a seis años, lo que da a Abdelfatah Al Sisi la posibilidad de mantenerse en el poder hasta 2030, y que refuerza las atribuciones y capacidades de las Fuerzas Armadas.

Las enmiendas a la Constitución aprobada hace apenas cinco años fueron respaldadas por una mayoría cualificada de dos tercios del Parlamento, donde Al Sisi cuenta con una amplia mayoría, pero deben aún recibir el visto bueno en referéndum.

Estas son las principales enmiendas aprobadas en el Legislativo.

EXTENSIÓN DEL PERIODO PRESIDENCIAL

La enmienda al artículo 140 de la Constitución amplía de cuatro a seis años el periodo presidencial, que empezará a contar a partir del día siguiente al vencimiento del período de su predecesor.

Además, limita a dos el número de mandatos consecutivos que puede tener el presidente.

Sin embargo, los parlamentarios aprobaron un artículo transitorio 241 bis para garantizar que Al Sisi pueda beneficiarse de la ampliación del mandato y volver a presentarse en los comicios de 2024, a pesar de que ya fue reelegido en 2018 y cumple su segundo período consecutivo en el poder.

REFORZAMIENTO DE LAS ATRIBUCIONES DEL PRESIDENTE EN JUSTICIA

La reforma establece que el presidente de la República será competente para nombrar a los jefes de las instituciones judiciales eligiendo de entre sus vicepresidentes, algo que hasta ahora decidían los propios órganos.

También a partir de ahora el presidente designará al fiscal general de entre una terna propuesta por el Consejo Supremo Judicial, órgano que anteriormente nombraba directamente a este cargo.

Se crea un Consejo Supremo de las Autoridades Judiciales, encabezado por el presidente de la República, que puede establecer las condiciones de la designación de los miembros de los órganos judiciales, su promoción y traslado temporal.

JURISDICCIÓN MILITAR SOBRE CIVILES

El Parlamento ha enmendado el artículo que permite el enjuiciamiento de civiles en tribunales militares cuando cometan delitos contra instituciones y miembros de los cuerpos castrenses.

El artículo 204 establece la jurisdicción militar sobre civiles por delitos que constituyan un ataque a instalaciones militares o campos de las Fuerzas Armadas o similares.

Con la enmienda se incluyen los delitos contra "instalaciones que están siendo protegidas" por las Fuerzas Armadas, un término vago en un país en el que los militares tienen numerosas actividades económicas y comerciales.

ATRIBUCIONES DE LAS FUERZAS ARMADAS

La Constitución establecía que la tarea de las Fuerzas Armadas es proteger el país, mantener su seguridad e integridad territorial.

A partir de ahora también lo será "salvaguardar la Constitución y la democracia, preservar los fundamentos básicos del Estado y su naturaleza civil, las ganancias del pueblo y los derechos y libertades de los individuos"

CREACIÓN DE UN PARLAMENTO BICAMERAL

El Parlamento egipcio unicameral, conformado por 596 diputados, se transforma en un Legislativo con dos cámaras.

La cámara baja contará con 450 miembros y la cámara alta o Senado, que existía anteriormente bajo el nombre del Consejo de la Shura y fue eliminado en 2014, tendrá al menos 180 asientos.

La reforma también introduce la obligatoriedad de que haya un cupo de un 25 % de mujeres.

CREACIÓN DE LA FIGURA DEL VICEPRESIDENTE

La Constitución egipcia incorpora la figura del vicepresidente, un cargo antes inexistente en un país donde el presidente nombra a un primer ministro.

El presidente podrá nombrar uno o varios vicepresidentes y definir sus competencias.