Diario Vasco

Barcelona, 16 abr (EFE).- Después de dos años oscuros, fuera de las eliminatorias de la Euroliga, el Barça Lassa regresa a las mismas midiéndose este miércoles (19:00 horas) al Anadolu EFES en el primer partido de la serie de cuartos, en un 'play off' al mejor de cinco y en el que los de Svetislav Pesic intentarán sumar alguna victoria en Estambul para buscar rematar en el Palau Blaugrana.

Pero será complicado. Los turcos buscan su primer pase en seis intentos y el Barça también conseguir la victoria por primera vez en el partido que abre una serie como visitante.

En los dos precedentes de este curso, los dos equipos ganaron sus partidos como locales. En el Palau, el Barça, después de un mal inicio, le dio la vuelta a la situación para llevarse una clara victoria (80-65).

En aquel partido, Pierre Oriola (14 puntos), Kevin Seráphin y Chris Singleton (13) fueron los más destacados. En la vuelta, solo hubo un equipo en la pista y prácticamente un protagonista: Shane Larkin, que lideró el 92-70 de los suyos.

El base anotó 37 puntos, con 6/7 en tiros de dos, 6/8 en triples, 7/7 en libres, 5 rebotes y dos asistencias para una valoración de 43, que supuso además récord histórico para los turcos.

Pero el equipo de Ergin Ataman no es solo Larkin. Dispone un equipo con buenos jugadores en la pintura (Moerman, Dunston, Pleiss) con muchas opciones desde fuera (Micic, Simon, Beaubois, Anderson) o jugadores polivalentes como Brock Motum.

El Barça tendrá que salir muy atento para no perder el hilo del partido muy pronto como les pasó en el último encuentro frente a un equipo que anota más (80-76), rebotea mejor (34-32), asiste más (18-16) y tiene mejores porcentajes de dos y de tiros libres. Los de Svetislav Pesic solo superan al EFES en el acierto desde el triple (35%-36%).

Así que los turcos pondrán a prueba el estado de los azulgrana, que llevan tiempo esperando el momento y saben que tienen una opción frente al rival más asequible, ya que los tres primeros en la fase regular (Fenerbahce, CSKA Moscú y Real Madrid) están a un escalón por encima.

Para tener opciones, el Barça deberá tener al mejor Tomic y al mejor Heurtel, una buena defensa y mucha concentración. Pesic ha ido cocinando a fuego lento a su equipo para llegar a este momento, algo que el Barça llevaba esperando desde hace dos años.