Diario Vasco

Madrid, 16 abr (EFECOM).- El aeropuerto de Barajas registra este martes normalidad en el control de seguridad de viajeros en el quinto día de la huelga de vigilantes, pero el sindicato ATES advierte a los pasajeros para que acudan con "mucha antelación" mañana miércoles y el jueves, ante el riesgo de perder sus vuelos.

El comité de representantes de los vigilantes que secundan la huelga en los filtros de seguridad ha dicho a Efe que "ni la empresa Ilunion -que presta el servicio- ni AENA se han puesto en contacto con ellos", aunque ambas partes están citadas ante Inspección del Trabajo tras denunciar el comité que Ilunion estaría trasladando a vigilantes de unos puntos a otros para suplir a los huelguistas.

Fuentes de AENA han asegurado que la jornada transcurre con normalidad, en la misma tónica de los días anteriores, en los que se han registrado colas para pasar los controles y los arcos de pasajeros en algunos momentos de picos.

Desde la empresa Ilunion, adjudicataria de este servicio en el aeropuerto, han dicho a Efe que "ha ido bajando el seguimiento de la huelga" y, dado que los servicios mínimos fijados son del 90 %, "apenas hay incidencia para los pasajeros", cuyo número este martes está siendo menor.

Un portavoz del sindicato Autónomo de Trabajadores de Empresas de Seguridad de Madrid (ATES) ha asegurado que "están secundando la huelga el 100 % de los trabajadores que pueden hacerlo".