Diario Vasco

Estrasburgo , 16 abr .- El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, advirtió hoy de que no prevé que la Unión Europea (UE) vuelva a acordar una nueva extensión al "brexit" tras la consensuada hasta el 31 de octubre, y señaló esta fecha como "el nuevo límite para una salida ordenada".

En un debate con el pleno del Parlamento Europeo sobre la prórroga el "brexit" acordada en la última cumbre europea, Juncker indicó que si el Parlamento británico no ha logrado ratificar el acuerdo de salida para antes del 31 de octubre "habrá un 'brexit' duro que preferimos evitar".

"El Reino Unido puede solicitar revocar el artículo 50, eso está claro, pero no es esa la hipótesis con la que yo trabajo, y tampoco con que más allá del 31 de octubre veamos otra extensión", señaló Juncker.

La prórroga al 31 de octubre es la segunda que la UE le ha concedido al Reino Unido, tras posponer inicialmente la fecha de salida del 29 de marzo al 12 de abril.

Aunque sobre el papel nada descarta una nueva ampliación del periodo de negociaciones tras el 31 de octubre, muchos líderes europeos consideran que esta nueva extensión, de más de seis meses, es un tiempo suficiente para que las conversaciones entre el Gobierno y los laboristas hayan surtido efecto.

Con la nueva prórroga, "nos hemos asegurado de que no tenemos que hablar del 'brexit' todas las semanas y hemos dado al Reino Unido espacio y tiempo para resolver el 'impasse'", apuntó Juncker.

El presidente del Ejecutivo comunitario tildó la decisión sobre la prórroga de "aceptable" porque protege la integridad y el funcionamiento de las instituciones europeas.

El nuevo plazo prevé que el Reino Unido haya salido de la UE antes de que se forme la futura Comisión y, por lo tanto, no tenga que nominar a un comisario.

El Reino Unido sí deberá, no obstante, participar en las elecciones a la Eurocámara del próximo mes de mayo, por lo que renovará a sus 73 eurodiputados apenas meses antes de la fecha prevista de su marcha.

El político luxemburgués dijo que espera que el Reino Unido mantenga su cooperación sincera en los debates a Veintiocho en los próximos meses, pese a estar preparando su salida, y apuntó a que la Unión Europea "no tiene Estados miembros de segunda".

En la misma línea se pronunció el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien añadió que los representantes británicos elegidos en los próximos comicios al Parlamento Europeo serán "eurodiputados completos, con todos sus derechos y obligaciones".

"Sé que a ambos lados del Canal de la Mancha estamos todos agotados con el 'brexit', lo cual es comprensible, pero esto no es una excusa para decir 'vamos a acabar pronto con esto'", advirtió Tusk.

El político polaco pidió seguir abordando el "brexit" con "la mente abierta y de forma civilizada" para poder continuar siendo "amigos y socios cercanos" del Reino Unido en el futuro, e instó a "no rendirse ante el fatalismo" en el que consideró "un momento bastante difícil en la historia de la UE".

En el debate posterior con los eurodiputados, la voz más crítica con la extensión acordada por los Estados miembros fue la del coordinador de la Eurocámara para el "brexit", el liberal belga Guy Verhofstadt, quien lamentó que una extensión de seis meses hace desaparecer la presión para que los conservadores lleguen a un consenso con los laboristas rápidamente.

"Todo el mundo sabe que seis meses son demasiado poco para repensar completamente el 'brexit', y al mismo tiempo es demasiado como para provocar cualquier acción", criticó Verhofstadt.

El político liberal lamentó que esta extensión vaya a "prolongar la incertidumbre y la indecisión" en Londres y advirtió de que podría "importar el caos del 'brexit'" a la UE y "envenenar" las elecciones al Parlamento Europeo.

En su intervención final, Tusk se dirigió a Verhofstadt para recordarle que "los intereses partidistas no pueden eclipsar la realidad legal" de que el Reino Unido no puede ser un Estado miembro de segunda categoría y de que tiene el derecho y la obligación de participar en los comicios mientras esté en la UE.

Por su parte, el portavoz del PP y vicepresidente primero del PPE en la Eurocámara, Esteban González Pons, advirtió de que, aunque nadie quiere un "brexit" caótico, "peor es uno indefinido y sin fecha".

"Para mí Europa está incompleta sin el Reino Unido, pero si los políticos británicos no son capaces de encontrar una solución sobre el 'brexit', que le devuelvan la voz al pueblo", pidió. EFE