Diario Vasco

Santiago de Compostela, 16 abr (EFE).- El arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio, durante la celebración de la Misa Crismal ha lamentado "la tristeza y el dolor que están causando los abusos sexuales en la Iglesia que tanta pérdida de confianza han generado".

En la ceremonia presidida por el arzobispo compostelano, en su homilía ha hecho una reflexión sobre los abusos sexuales: "¡Qué tristeza y dolor están causando los abusos sexuales en la Iglesia que tanta pérdida de confianza han generado, que "son pecado ante Dios, que hiere profundamente a la persona y que contamina la vida eclesial".

Según ha expuesto el arzobispo compostelano, este tipo de abusos "son una manifestación del mal", por lo que ha abogado por "acrecentar nuestra purificación espiritual, denunciar radicalmente esta lacra y a la vez anunciar el evangelio de la alegría".

Decenas de sacerdotes acompañaron esta mañana al arzobispo de Santiago en la Misa Crismal, una ceremonia litúrgica en la que se consagran el Santo Crisma y los Santos Óleos.

La ceremonia, según ha indicado el Arzobispado en un comunicado, debido a las obras en la Catedral, ha tenido lugar en la Iglesia de San Martín Pinario.