Diario Vasco

Barcelona, 16 abr (EFE).- La juez que investiga el crimen de un agente de la Guardia Urbana de Barcelona, cuyo cadáver fue hallado calcinado en mayo de 2017 en el maletero de su coche, ha acordado este martes que los dos investigados, encarcelados desde mayo de 2017, mantengan su situación de cárcel provisional.

Según ha informado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juzgado de instrucción número 8 de Vilanova y la Geltrú (Barcelona) ha celebrado esta mañana las comparecencias de prórroga de prisión para los dos presuntos autores del conocido como crimen de la Urbana, que son la expareja de la víctima y su supuesto amante, ambos también miembros de la policía local barcelonesa.

La magistrada dictó ayer la excarcelación de los dos investigados para que comparecieran hoy ante el juzgado a fin de prorrogar su prisión preventiva ya que estaba a punto de acabar la instrucción.