Diario Vasco

Estrasburgo , 16 abr .- El eurodiputado francés y fundador del ultraderechista Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, hizo hoy su última intervención ante el hemiciclo europeo con un mensaje con críticas a la Unión Europea (UE), una institución que, a su juicio, "solo sirve para paralizar a las naciones".

Sentado en su escaño y no de pie, como se suele intervenir, debido a su avanzada edad (90 años), Le Pen criticó a la UE y su gestión de la inmigración y defendió las naciones Estado.

El padre de la líder de Agrupación Nacional, Marine Le Pen, que luce sobre su escaño una pequeña bandera de Francia, aseguró que el expresidente francés François Mitterrand fue "miope" al pronunciar la célebre frase: "El nacionalismo es la guerra".

"En aquel momento, el enfrentamiento era entre ejércitos nacionales; hoy la amenaza no es el nacionalismo, sino la invasión de la inmigración", señaló el político xenófobo, quien recomendó tomar "todas las medidas necesarias" para reprimirla.

"Si se mantienen ustedes sordos y mudos, la posteridad les juzgará", añadió, dirigiéndose a los líderes europeos.

El europarlamentario, quien ha estado ausente en numerosas sesiones de la Eurocámara esta legislatura, aseguró que los más pobres del mundo ven a Europa como "El Dorado".

El nonagenario, pese a su antieuropeísmo, ha sido eurodiputado durante 34 años.