Diario Vasco

Soria, 16 abr (EFE).- El ministro de Cultura y Deportes, José Guirao, ha reconocido la dificultad de proteger el patrimonio al cien por cien, aunque se haya avanzado en los últimos años en normativa, porque siempre cabe el error humano como pudo haber ocurrido en el incendio de Notre Dame en París.

Guirao, a preguntas de los periodistas en la visita a las instalaciones de la Fundación del deporte CAEP de Soria, ha señalado que ha intentado hablar, sin éxito, con el Ministerio de Cultura francés, porque sus responsables estaban "encapsulado" en el grupo de emergencia tras el incendio de Notre Dame.

Además de mostrar su pesar por el incendio que es "muy penoso" para todo el mundo por ser patrimonio de la humanidad, Guirao se ha puesto a disposición del Gobierno francés.

En cuanto a la protección del patrimonio nacional, ha asegurado que al cien por cien no puede estar asegurada, aunque todos los grandes museos tienen su plan de salvaguarda, que controla los planes de evacuación y la supervisión de las instalaciones.

En cuanto al patrimonio catedralicio, existe el plan nacional de catedrales, integrado por el Ministerio de Cultura, las comunidades autónomas y la Iglesia.

"Los planes de salvaguarda no son muy antiguos; tienen una primera función que es la medida de evacuación, para evitar que haya daños personales y luego los temas de conservación del patrimonio", ha explicado.

En España, en los contratos de restauración de monumentos hay una serie de cláusulas para evitar descuidos, aunque ha reconocido que es una materia en la que hay que seguir trabajando.

"Sobre todo hay que tener mucho cuidado con todo lo que sean elementos que puedan producir fuego. Se está trabajando y las comunidades autónomas están haciendo su esfuerzo", ha apuntado.

Guirao ha detallado que la seguridad al cien por cien no existe porque luego está el error humano, que parece ser el origen del fuego en Francia.