Diario Vasco

Managua, 16 abr (EFE).- El Gobierno de Nicaragua excarcelará a trece "presos políticos" este martes, incluido un menor, entre un grupo de 636 reos que pasarán a régimen de convivencia familiar, informó el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos.

"Se anunció 636 (reos) que iban a darle indulto el día de hoy, de los cuales salieron confirmados trece que el Gobierno no los quería reconocer como presos políticos", dijo la portavoz del Comité, Brenda Gutiérrez, en conferencia de prensa.

En una nota de prensa del Ministerio de Gobernación, el Gobierno no precisó si entre los beneficiados con la excarcelación hay "presos políticos", detenidos en las protestas contra el Gobierno que comenzaron el 18 de abril de 2018.

Según el Comité, las trece personas que serán liberadas hoy, tras estar detenidas por participar en protestas contra el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, han sido clasificadas por las autoridades de "presos comunes".

"Los (reos) que el Gobierno reconoció como presos políticos no van en la lista de hoy, sólo los que puso como presos comunes", indicó Gutiérrez.

Las autoridades ya habían avisado a las familias de los convictos de la excarcelación, aunque no les hablaron de un cambio de medida cautelar, sino de "perdón presidencial", lo que el Comité rechaza.

"No estamos de acuerdo (con el perdón presidencial) porque sería asumir una culpa que no es, se ha demostrado que están presos por haber apoyado la manifestación, son presos políticos, por los patrones que presentan (sus arrestos)", según Gutiérrez.

La liberación de los "presos políticos" es un compromiso adquirido por el Gobierno de Nicaragua en las negociaciones en busca de una salida pacífica a la crisis que se desarrollaron entre el 27 de febrero al 3 de abril.

El Ejecutivo anunció la liberación de cientos de "presos políticos" en un plazo de 90 días a partir del 20 de marzo, pero desde esa fecha solamente 50 han sido enviados a casa bajo régimen de convivencia familiar, una condición en la que ya se encontraban otros 150 excarcelados previamente.

Datos de la oposición indican que al menos 809 "presos políticos" permanecen bajo algún régimen carcelario en Nicaragua, mientras que el Gobierno reconoce poco más de la mitad de esa cifra y los denomina "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

El cambio de régimen carcelario para cientos de convictos es una medida que suele tomar el Gobierno de Ortega cada diciembre con motivo de Navidad y Año Nuevo, pero no suele hacerlo por Semana Santa.

La crisis de Nicaragua ha dejado 325 muertos según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mientras organismos humanitarios locales hablan de hasta 568 y el Ejecutivo reconoce 199.

También habría entre 779 y 809 "presos políticos", casi el doble de los que reconoce el Gobierno, que los identifica como "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

La CIDH ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua de crímenes de "lesa humanidad".

La Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, por ruptura del orden constitucional, que de ejecutarse suspendería a Nicaragua del organismo continental.