Diario Vasco

Lima, 15 abr (EFE).- El partido fujimorista Fuerza Popular volvió este lunes a arremeter contra el enfoque de género en la educación pública de Perú para no acabar como España, Uruguay e Inglaterra, países donde actualmente está legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo, según dijo su portavoz Luis Galarreta.

Por ello Fuerza Popular, por intermedio de Galarreta, en su calidad de secretario nacional, reclamó declarar en emergencia el Ministerio de Educación y citó a su ministra, Flor Pablo, para interpelada por el pleno del Congreso.

Así el fujimorismo busca responder después de que la Justicia peruana desestimara la demanda de sectores conservadores y religiosos de declarar nula la aplicación del enfoque de género, que consiste en enseñar en la escuela el respeto por la diversidad de género.

Esto vino acompañado pocos días después por el reconocimiento en un juzgado peruano del matrimonio homosexual contraído en Miami (Estados Unidos) por la política Susel Paredes.

También por la polémica surgida después de que se conociese que un libro de texto escolar tuviese un enlace a una enciclopedia en línea con contenido sexual.

"Aquí no se trata de censurar a una persona, es lo que se está armando. Hay muchos países que empezaron así: revisen Uruguay, Inglaterra o España", dijo Galarreta, en una conferencia para anunciar la reestructuración del partido fujimorista, cuyos líderes, el expresidente Alberto Fujimori y su hija Keiko, siguen en prisión.

Galarreta, expresidente del Congreso, afirmó que Fuerza Popular "tiene que representar esas mayorías silenciosas que hoy están preocupadas porque quieren destruir las mentes de sus hijos y meterles porquerías en los libros de educación".

"Fuerza Popular tiene que ser la voz de esos padres de familia. No vamos a permitir que ideologías únicas y modelos unitarios se quieran posicionar en nuestro país. Ya los hemos enfrentado en los años 90 con otras figuras, rostros y estrategias", dijo en referencia al grupo terrorista Sendero Luminoso.

El secretario del partido fujimorista consideró un "bochornoso escándalo" el caso de los textos escolares porque "está en juego el desarrollo de los niños".

"Están motivando el aborto, y les guste o no el aborto es inconstitucional. Les guste o no, el matrimonio es entre el hombre y la mujer", apostilló.

Galarreta aseguró estos planteamientos dentro del Ministerio de Educación vienen desde que era ministro Jaime Saavedra, el exitoso economista que llevó a mejorar los índices de desempeño escolar de Perú pero que el fujimorismo censuró a los pocos meses haber perdido las elecciones de 2016 frente al presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Con estas acciones Fuerza Popular también pretende resurgir de la crisis en la que quedó sumido en noviembre pasado cuando Keiko Fujimori ingresó en prisión preventiva por un presunto lavado de activos en el marco del caso Odebrecht, empresa brasileña que supuestamente financió de manera irregular sus campañas a la Presidencia.

Poco después Alberto Fujimori también volvió a prisión para seguir cumpliendo una condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad y corrupción durante su mandato (1990-2000), al haber sido anulado por la Justicia el indulto que Kuczynski le otorgó bajo una prerrogativa extraordinaria del jefe de Estado.