Diario Vasco

Quito, 16 abr (EFE).- El joven ecuatoriano Edison Cosios, símbolo de la dureza de las represalias policiales durante el gobierno del expresidente Rafael Correa, falleció esta madrugada en Quito a los 24 años de edad, confirmó a Efe su padre Manuel.

"El tenía muchas complicaciones, ha sufrido mucho. Lamentablemente falleció el día de hoy", dijo el progenitor al informar del fallecimiento, ocurrido a las 4.00 de la madrugada hora local (9.00 GMT).

Cosios, de 24 años y que estaba paralítico en la mayor parte de su cuerpo a raíz del impacto de un bote lacrimógeno de la policía durante una protesta en 2011, murió de un paro cardíaco y a lo largo de la jornada será trasladado a la funeraria.

El joven tenía apenas 17 años cuando una bomba lacrimógena de la policía le destruyó el 65% del cerebro cuando él y otros compañeros estudiantes se manifestaban contra el bachillerato unificado.

En 2018, tras un cambio de gobierno en Ecuador, la familia presentó en su nombre una demanda contra el Estado ecuatoriano.

"Fue negada en el Tribunal Contencioso, se quedo ahí porque argumentaron que estábamos fuera de tiempo y ya no se pudo seguir", dijo el padre.

Los abogados le instaron a seguir el curso de la demanda en tribunales internacionales, pero los padres se vieron "psicológicamente" impedidos por la necesidad de cuidar del joven.

El año pasado, un fotoreportaje sobre su caso fue galardonado con el Premio Mantilla de periodismo, el más importante de Ecuador.