Diario Vasco

Valencia, 16 abr (EFE).- El catedrático de Proyectos Arquitectónicos de la Universitat Politècnica de València Ignacio Bosch ha asegurado que con los medios de los que se dispone en la actualidad para realizar una restauración "no se acaba de entender muy bien" lo ocurrido en la catedral de Notre Dame de París.

Bosch, experto en Patrimonio, ha destacado que Notre Dame, que este lunes sufrió un grave incendio, es un símbolo de Francia y de París y, además, uno de los elementos más importantes de la arquitectura gótica, ya que es la segunda o tercera que se construyó dentro de este estilo artístico.

"Estamos hablando de un símbolo importante del primer gótico francés", ha indicado el experto, quien ha añadido que durante el incendio, al caer la aguja, se ha perdido parte de las bóvedas, aunque no las esculturas, que se habían desmontado la pasada semana para iniciar la restauración.

En el interior de la catedral "parece que no se ha perdido gran cosa porque el fuego no ha llegado", según Bosch, quien ha indicado que ahora lo primero que habrá que hacer es averiguar en qué estado está, sobre todo la piedra de las bóvedas de crucería y los arcos. "Creo que es uno de los temas clave", ha dicho.

A su juicio, lo lógico sería instalar un andamio interior "para llegar hasta las bóvedas, sujetarlas por si acaso y empezar a examinarlas con claridad".

"Parece lógico que si las bóvedas están dañadas tengamos que sujetarlas por si acaso, porque si se caen, aparte de que pude haber desgracias personales, lo cual es una barbaridad, perdemos patrimonio. Por tanto, es importante mantenerlas".

Según Bosch, si hay que desmontar mucho para volver a hacerlo "va a costar mucho tiempo y mucho dinero, el valor es incalculable. Tenemos la gran suerte de que mientras empezaba a producirse el incendio alguien tomó la decisión muy sabia de vaciar todos los bienes muebles artísticos que había en el interior, con lo cual se ha salvado prácticamente todo el interior".