Diario Vasco

Estrasburgo (Francia), 16 abr (EFECOM).- El pleno del Parlamento Europeo (PE) abrió este martes la puerta a la futura creación de activos europeos libres de riesgo, conocidos como eurobonos "light", con los que evitar crisis fiscales en Europa como las vividas en 2010 y 2012.

Este reglamento del que fue ponente el eurodiputado del PSOE y economista Jonás Fernández plantea la creación de este nuevo producto financiero conformado por la deuda nacional de todos los Estados, en virtud de su peso económico.

"Cada Gobierno será responsable de pagar su parte, pero la comercialización conjunta disminuirá los riesgos, y por tanto los intereses, y de este modo se reducirán los problemas de liquidez de los Estados", explicó el eurodiputado.

De este modo se pretende evitar que se repitan crisis fiscales como las ocurridas en el pasado, "cuando los rescates generaron déficits públicos, que a su vez dificultaron la colocación de deuda de muchos Estados, algunos de los cuales acabaron teniendo que solicitar un rescate a las Instituciones Europeas", aseguró.

"Esta propuesta supone un paso adelante en la creación de los eurobonos, tan necesarios como difícilmente negociables en este momento político", añadió.

El Parlamento Europeo dio luz verde por 448 votos a favor y 199 en contra.

Fernández recibió en enero el encargo del Parlamento para desbloquear la negociación de este texto, que durante su trámite parlamentario ha conseguido dotar de una mayor capacidad a las autoridades europeas para supervisar esas titulizaciones de deuda pública.

"Hemos dotado a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) de mayores poderes, de mayor capacidad de supervisión de ese tipo de productos. Además, hemos mejorado la calidad del llamado tramo senior, que está llamado a convertirse en el corto plazo en un activo europeo libre de riesgos que permita a su vez diversificar los balances de los bancos", señaló en un debate en el pleno previo al voto.

"De este modo, ponemos en marcha un instrumento para permitir que los Estados puedan hacer frente a futuras crisis sin necesidad de embarcarse en programas de ajuste procíclicos que acaban empeorando las circunstancias económicas de Europa", aseguró.