Diario Vasco

Madrid, 17 abr (EFE).- La Dirección General de Tráfico (DGT) aplicará entre este miércoles y el lunes el dispositivo especial para la segunda fase de la operación de Semana Santa, periodo en el que prevé que se realicen 9,1 millones de desplazamientos en las carreteras españolas.

Las mayores complicaciones se producirán a las salidas de las grandes ciudades durante la tarde de este miércoles y la mañana del Jueves Santo.

Se han diseñado itinerarios alternativos con el objetivo de evitar circular por el centro de la península, que es la zona de mayor tráfico circulatorio.

La DGT advierte a los conductores de que deben prestar atención a los desplazamientos cortos y a las carreteras secundarias, especialmente vigiladas y en las que se incrementarán los controles de alcohol y drogas.

Recuerda que las colisiones por alcance, las salidas de la vía y las invasiones de carril contrario suelen estar relacionadas con distracciones y velocidad inadecuada.

La segunda fase del dispositivo especial comienza hoy en todas las autonomías excepto en Cataluña y en la Comunidad Valenciana, en las que dará inicio mañana jueves.

Esta fase es la más importante de todo el año por volumen y desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria y por desarrollarse en un periodo de tiempo muy limitado.

De los 15,5 millones de desplazamientos previstos para toda la operación de Semana Santa, que comenzó el viernes pasado, se espera que 9,1 millones se produzcan en esta segunda fase.

La operación de este año cuenta con 9.200 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, 400 más que la del año pasado.

Además Tráfico cuenta con 724 puntos de control de velocidad, 62 radares de tramo, 557 radares móviles, diez helicópteros, ocho drones y 264 vehículos camuflados.

Asimismo la DGT ha comenzado a utilizar las 216 cámaras de vigilancia de la utilización del cinturón de seguridad para vigilar también el uso del móvil al volante.

Durante esta segunda operación salida el flujo principal de tráfico se realizará desde los núcleos urbanos a zonas turísticas de costa y montaña, segundas residencias y poblaciones con actos religiosos tradicionales.

La DGT informa de cualquier incidencia en internet, twitter @DGTes con el hastag #OperaciónSSanta19 y @informacionDGT, Facebook y en el teléfono 011.

En la Semana Santa del año pasado 31 personas fallecieron y otras 159 resultaron gravemente heridas en accidentes de tráfico.

Durante la primera fase de la operación de este año, entre las tres de la tarde del viernes y las doce de la noche del domingo pasado, once personas perdieron la vida en las carreteras españolas.

La operación de este año va acompañada de la nueva campaña divulgativa y de concienciación de la DGT para evitar accidentes de tráfico, "Top Vacacional", que de una forma irónica da a conocer los tres destinos en los que puede acabar un conductor infractor: El hospital, la cárcel o el cementerio.