Diario Vasco

Madrid, 16 abr (EFE).- El arquitecto Juan de Dios de la Hoz, experto en reconstrucción del patrimonio histórico, considera que para que ocurra un incendio como el de Notre Dame deben concatenarse varios elementos negativos y asegura que el patrimonio español cuenta con medidas preventivas para estos casos.

De la Hoz, galardonado por su trabajo de reconstrucción de los referentes arquitectónicos de Lorca (Murcia) tras el terremoto de mayo de 2011, que redujo a escombros algunos de los edificios históricos más emblemáticos de la ciudad, ha indicado a Efe que el patrimonio histórico español está muy bien conservado.

Pero "los accidentes ocurren y el riesgo cero no existe", ha advertido el arquitecto, que ha asegurado que cuando tiene lugar una catástrofe así no es por una sola causa sino porque se han encadenado una serie de hechos: "Hay dos o tres coincidencias y se produce la tragedia", a pesar de que los edificios históricos sean en la actualidad bastante seguros.

En España, el Plan Nacional de Emergencias y Gestión de Riesgos en Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura tiene el objetivo primordial de llevar a cabo medidas preventivas en los monumentos (tanto para catástrofes naturales o, como ha ocurrido en el caso de Notre Dame, por posibles accidentes, negligencias, descuidos, fallos de vigilancia o seguridad, etc.), sostiene el arquitecto.

"Afortunadamente, son edificios extraordinarios y en España se encuentran en bastante buen estado por lo general. Pero esto no debe hacernos olvidar que los accidentes o los desastres son una amenaza constante y por eso se deben asegurar los trabajos de mantenimiento en los edificios, así como los de prevención", ha indicado.

El experto ha recordado que en el caso de Lorca fue muy significativa la "total sintonía" entre las diferentes Administraciones y otras entidades públicas y privadas, de tal forma que en apenas cinco años casi todo el patrimonio de la ciudad estaba recuperado y en uso, además de preparado ante posibles futuros terremotos.

En el caso de la catedral de Notre Dame seguramente se analizarán todos los datos e incluso los futuros riesgos, con el fin de poder diseñar las medidas de protección, coordinación y protocolos, ha dicho.

Y se abrirá ahora un debate sobre su reconstrucción y las diferentes alternativas para la recuperación de Notre Dame, ha opinado el arquitecto: "¿se hará en lenguaje y materiales contemporáneos?, ¿se hará una copia de lo que había? o ¿de qué época se copiará?, teniendo en cuenta que la aguja que cayó a consecuencia del fuego no era original, sino que la que reconstruyó Eugène Viollet-le-Duc en 1859.