Diario Vasco

València, 16 abr (EFE).- Antoine Diot, base del Valencia Basket, reconoció que esta temporada y la pasada han sido muy duras para él por las lesiones y aseguró que esas dificultades han hecho aún más especial conquistar el pasado lunes el título de la Eurocopa.

"Estoy muy contento, es muy difícil explicar lo que siento. He sufrido mucho, ha sido increíble", explicó a Efe el internacional francés.

Tras ser pieza clave en la conquista de la Liga y la Supercopa de 2017, Diot sufrió una grave lesión en la rodilla izquierda que le obligó a pasar por el quirófano y que impidió jugar la pasada campaña más allá de los dos encuentros de la Supercopa.

Tras una complicada rehabilitación, esta nueva temporada ha estado salpicada de lesiones musculares que le han impedido tener continuidad.

"Ha habido muchos malos momentos pero finalmente he podido estar con mis compañeros, que son increíbles y son como mi familia ahora mismo", señaló.

En el tercer encuentro de la final, la dirección de Diot fue una de las claves para superar el mal arranque de partido que protagonizó el equipo.

"Realmente no me importa mucho haber jugado bien o no, lo que importante era dejarlo todo en la pista y ganar. Intentamos esforzarnos al máximo y finalmente lo logramos", concluyó.