Diario Vasco

Segovia, 16 abr (EFE).- El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha propuesto este martes considerar como delito de odio determinados ataques a la tauromaquia, como los insultos vertidos en las redes sociales tras la muerte del torero Víctor Barrio.

Pablo Casado ha anunciado su intención incluir esta propuesta en el desarrollo del Plan Estratégico Nacional de Fomento y Protección de la Tauromaquia (PENTAURO), aprobado en 2013.

Durante su visita a Segovia para mostrar su apoyo a los candidatos por la ciudad ha indicado en declaraciones a los medios que se compromete a "poner orden" para que "nadie ultraje la memoria de los que se han ido".

Se ha referido al sufrimiento que ha padecido la viuda del torero Víctor Barrio, que es la número dos en la lista del PP al Congreso de los Diputados por Segovia.

Ha dejado claro que no se pueden tolerar los mensajes ofensivos como los que se dirigieron en las redes sociales hacia Raquel Sanz y hacia el matador a las pocas horas de que el torero falleciera en el ruedo.

El pasado día 4 el Supremo ratificó la condena a la concejal de Catarroja (Valencia) Datxu Peris a pagar 7.000 euros a la viuda y padres del torero y a retirar sus comentarios ofensivos, por un delito de intromisión ilegítima en su derecho al honor.

Casado ha destacado que a partir de ahora Sanz se unirá a Miguel Abellán en el Parlamento para defender la fiesta de los toros y todos los beneficios que aporta a la cultura, ya que el PP no va admitir "un ultraje, ni una humillación más", ya sea en redes sociales o en el entorno de las plazas de toros, ha sentenciado.

Esta será una de las medidas que incluirá la estrategia Pentauro de apoyo a la tauromaquia, que también impulsará las escuelas taurinas y la libertad de los seis millones de españoles que, tal y como ha apuntado, quieren ir a espectáculos taurinos todos los años.

Asimismo, Casado ha defendido que el taurino es un sector que mueve 3.000 millones de euros de economía productiva, emplea a 170.000 personas, fija población en el entorno rural y permite recaudar más de 300 millones en los espectáculos, además, contribuye a mantener la raza del toro bravo en España que de otro modo "desaparecería", ha afirmado.

Por último, ha subrayado que tampoco tolerará el "discurso del odio" que se produce en otros escenarios porque, según Casado, es una época en la que se hace escrache a los políticos, se les insulta en redes sociales, se producen agresiones y pintadas y en la que hay que ir protegidos por las calles.

En su opinión, se difunden mensajes "absolutamente abominables" destinados a quien ha fallecido en el ruedo, como el torero Víctor Barrio, pero también a víctimas del terrorismo, a quienes aluden a los etarras que salen de prisión, o los mensajes a los que se enfrentan los padres de víctimas como la pequeña Mari Luz, Julen o Marta del Castillo.