Diario Vasco

Sao Paulo, 16 abr (EFECOM).- La bolsa de Sao Paulo, con su índice Ibovespa, subió este martes un 1,34 %, hasta los 94.333 puntos, con el mercado animado por las medidas anunciadas por el Gobierno para el sector camionero, apaciguando los temores a una nueva huelga, según el balance inicial divulgado al cierre de la jornada.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, temiendo una huelga camionera como la que paralizó el país en mayo de 2018, había decidido la semana pasada vetar un alza del precio del diesel prevista por la estatal mixta Petrobras.

Las medidas anunciadas incluyen créditos públicos por 500 millones de reales (131,5 millones de dólares) para ayudar al mantenimiento de los camiones y una inversión de 2.000 millones de reales (526 millones de dólares) en mejorías de carreteras que están en mal estado y que representan el 60 % de las vías del país.

Con estas medidas, el mercado apaciguó la repercusión del veto, que fue interpretado en los ámbitos financieros como una "intervención" del Gobierno en una empresa controlada por el Estado, pero con capital en bolsa.

Esa supuesta injerencia derrumbó las acciones de la empresa, cuyo valor de mercado se redujo en 8.330 millones de dólares en una sola jornada.

Este martes, Bolsonaro tiene prevista una reunión con el presidente de Petrobras, Roberto Castello Branco, para definir los ajustes que tendrá el precio del diesel.

Tras un aumento del 2,82 % en la sesión, los papeles preferenciales de Petrobras se mantuvieron como los más negociados.

Con 1.590.677 transacciones, la plaza consolidó negocios por un valor de 14.075 millones de reales (unos 3.605 millones de dólares).

Con impulso del sector cárnico y alimenticio, las ganancias de la jornada fueron lideradas por las acciones ordinarias de las gigantes JBS (8,48 %), que este martes obtuvo una recomendación elevada por encima de las expectativas del mercado otorgada por el Morgan Stanley; Marfrig (7,42 %) y BRF (6,26 %).