Diario Vasco

Barcelona, 15 abr (EFE).- La cabeza de lista del PSC en las elecciones generales, Meritxell Batet, ha salido al paso de la propuesta de ERC de promover una ley para "levantar las causas judiciales" que pesan sobre el independentismo y ha negado que exista una "presión judicial" sobre este espacio político.

El cabeza de lista de ERC al Congreso, Gabriel Rufián, ha anunciado este lunes, en el ciclo de ruedas de prensa organizado por la Agencia Efe con los candidatos del 28A en Cataluña, su intención de impulsar una "ley de libertad para levantar las causas judiciales" sobre los encausados por el 'procés'.

Batet ha replicado que el independentismo es una opción "perfectamente legal", por lo que "no hablaría de presión judicial sobre el independentismo".

"Es una opción que se lleva defendiendo durante muchos años en Cataluña", ha apuntado Batet en una rueda de prensa en la ACN.

A su entender, los partidos que así lo convengan deben poder defender tesis independentistas "con toda libertad", pero no pueden pretender "romper la división de poderes".

"Si lo que proponen es romper la división de poderes de alguna forma, el Partido Socialista no estará de acuerdo. Creo que preservar la división de poderes y pedir, exigir y defender la independencia del poder judicial es primordial", ha avisado.

También el cabeza de lista de En Comú Podem a las elecciones del 28A, Jaume Asens, ha opinado que "no tiene mucho sentido" la propuesta lanzada por Rufián.

Según Asens, el modo en que el candidato de ERC al Congreso Gabriel Rufián ha formulado esta medida carece de "sentido" porque desde la Cámara Baja "no se puede interferir en las investigaciones abiertas en los tribunales".

Para "desjudicializar" el conflicto catalán, los comunes proponen una reforma del Código Penal que modifique los delitos de sedición y rebelión para que se haga "mucho más explícito el delito de violencia" y que no sea aplicable en casos como el de los políticos soberanistas enjuiciados en el Tribunal Supremo.

Por otra parte, diputados de Ciudadanos, con su portavoz parlamentario, Carlos Carrizosa, y la candidata al Congreso Carina Mejías a la cabeza, han quitado esta mañana lazos amarillos en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Asimismo, han anunciado la presentación de una denuncia ante la Fiscalía por el intento de boicot de la semana pasada por parte de medio centenar de jóvenes estudiantes a un acto organizado por la entidad S'ha Acabat! en la UAB, al que asistía la cabeza de lista del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo.

Por su lado, Álvarez de Toledo ha opinado este lunes que TV3 participó "activamente" en el "golpe a la democracia" en Cataluña en octubre de 2017, que cree que fue "incluso peor" que el del 23F.

En una entrevista en el programa "Els Matins" de TV3, Álvarez de Toledo ha sustentado su afirmación en que el director de la cadena, Vicent Sanchis, está "procesado" por desobediencia, algo "muy grave", ha dicho.

Mientras tanto, el número cuatro de JxCat al Congreso por Barcelona, Ramon Tremosa, ha denunciado que el Gobierno del PSOE "se parece demasiado" al Ejecutivo anterior del PP porque continúan, a su juicio, los "incumplimientos" económicos con Cataluña que lastran su "competitividad".

Una de las exigencias de JxCat para la investidura será que el Gobierno cumpla con los estándares europeos y reduzca la morosidad a los proveedores, para situarla entre 30 y 60 días, y que además se establezcan sanciones por retrasos.