Diario Vasco

Valencia, 15 abr (EFE).- Jaume Ponsarnau, entrenador del Valencia Basket, destacó cómo este lunes el público del pabellón les ayudó este lunes tras su mal arranque de partido y dijo que también la Fonteta aprendió de la final de este mismo torneo que perdieron hace dos años también en este pabellón ante el Unicaja.

"La Fonteta aprendió la lección de hace dos años, ese silencio del último cuarto de hace dos años podía haber aparecido en este partido a los dos minutos y han empezado a animar", agradeció en una rueda de prensa.

El técnico recordó los malos momentos que vivieron en noviembre pero dijo que en ese momento "creíamos que estábamos haciendo lo correcto pero que aún no estaba saliendo" y destacó la "enorme" respuesta que entonces tuvieron de los jugadores.

"Quiero felicitar al Alba, han jugado increíble, han jugado una gran Eurocopa, tienen un gran futuro tienen un talento Incrible y unos grandes entrenadores. Siempre que juego contra él o veo sus partidos aprendo muchísimo. Y también a Himar Ojeda que está construyendo un gran proyecto"

El entrenador agradeció "a Juan Roig y a su familia, que con su ambición y con su inversión nos permite competir a este nivel" y también al director general Paco Raga y al deportivo Chechu Mulero "por haber confiado en mí y muy especialmente a mi cuerpo técnico que ha hecho un trabajo titánico".

Ponsarnau, que mostró su disposición a seguir en el equipo el año que viene, también tuvo palabras de agradecimiento para su agente Quique Villalobos y para Pedro Martínez, que le llamó para ser su ayudante en el Valencia Basket.

El técnico habló de la decisión de haber descartado a Rafa Martínez y admitió que fue "muy dura, saben mis compañeros lo que he sufrido personalmente".

"He tenido que tomar una decisión tan dura como esta pero como entrenador soy profesional y tengo que tomar decisiones y la he tomado por una serie de cosas pese a que me haya costado a nivel personal pero estamos para esto", explicó.