Diario Vasco

Madrid, 15 abr (EFE).- Pedro Sánchez ha defendido la viabilidad económica de sus políticas sociales y el blindaje constitucional de las pensiones en un centro de mayores de Leganés (Madrid), una de las regiones en las que la movilización de los que tienen más de 65 años podría darle la victoria.

LA JORNADA: En su cuarto día de campaña, Sánchez ha cambiado sus actos multitudinarios por un pequeño acto en un centro municipal de mayores de una de las ciudades madrileñas con tradición de alcaldes socialistas.

Allí ha dirigido a unas 200 personas un discurso económico en el que ha negado que sus "viernes sociales" vayan a suponer ningún "agujero" para las cuentas públicas y en el que se ha comprometido a suprimir el copago farmacéutico a los jubilados con pensiones mas bajas y a incrementar la aportación del Estado al Sistema de Dependencia.

Casi al mismo tiempo, el PSOE daba a conocer su programa electoral, en el que apuesta por un "nuevo impulso del autogobierno" como salida a la crisis en Cataluña.

Por la noche ha ofrecido a Antena 3 su primera entrevista televisiva de la campaña y en ella ha defendido un "Estado autonómico en el que esté reconocida la pluralidad" y ha reprobado la actitud de los que ayer amenazaron e insultaron a Albert Rivera en Renteria.

EL DETALLE: A las puertas del centro Juan Muñoz le han recibido varias decenas de vecinos, unos para aplaudirle y mostrarle su apoyo y otros, miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, para abuchearle.

En su recorrido -sin cámaras- por el centro, el candidato se ha interesado por los talleres de pintura, billar y baile, y una señora le ha pedido que "arregle lo desarreglado".

LA FRASE: "¿Estos viernes sociales van a implicar un esfuerzo presupuestario? Sí, lógicamente, porque nosotros creemos que el crecimiento económico es inútil si no se redistribuye. ¡Ahora, os digo una cosa! Va a costar mucho menos que las autopistas rescatadas como consecuencia del desaguisado hecho por el PP".

LA AGENDA: Mañana Sánchez estará en Galicia: paseo y comida con militantes en Orense y mitin en Vigo.