Diario Vasco

Roma, 15 abr (EFE).- El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, afirmó hoy que la solución para Libia debe pasar por el "diálogo" y nunca por las armas y emplazó a la comunidad internacional a defender esa postura "conjuntamente".

"Trabajamos con la máxima determinación para evitar que sigan las hostilidades militares, queremos un alto el fuego inmediato y una retirada del Ejercito Nacional Libio (LNA, en sus siglas en inglés)" del mariscal Jalifa Hafter, dijo Conte en una breve declaración a la prensa.

El primer ministro italiano manifestó esta postura tras reunirse en Roma con el titular de Exteriores de Catar, Mohammed bin Abdulrahman al Thani, que también abordó esta cuestión con su homólogo italiano, Enzo Moavero Milanesi.

Italia sigue con interés y preocupación la situación en Libia, fracturada desde 2011 y donde el hombre fuerte del este, el mariscal Hafter, se ha lanzado a la conquista de Trípoli, controlada por el Gobierno de Fayez al Serraj,al que apoya Naciones Unidas.

"Creemos que el diálogo político es la única solución plausible, sostenible y posible. Nuestra actividad diplomática se intensificó para alcanzar una prospectiva política, una solución inclusiva y sostenible bajo las leyes de la ONU", defendió.

A juicio del primer ministro italiano, "la cohesión internacional es la vía para alcanzar" una solución dialogada, y más en la crisis libia, en la que "actores extranjeros están teniendo una incidencia fuerte" en su desarrollo.

Libia es un punto estratégico para Italia, pues desde sus costas parte la mayor parte de los inmigrantes que viajan a Europa y, por eso, una "crisis humanitaria" en el país magrebí sería "devastador" tanto para su población como para Italia y la Unión Europea.

Hoy, Conte abordará la cuestión con el viceprimer ministro del llamado Gobierno de Acuerdo Nacional libio, Ahmed Maitig.