Diario Vasco

Nueva York, 15 abr (EFECOM).- Los resultados trimestrales de Goldman Sachs y Citigroup, dos de los grandes bancos estadounidenses, decepcionaron este lunes a los inversores y arrastraron a Wall Street, que terminó con ligeros retrocesos.

Las acciones de Goldman Sachs acabaron la sesión con una caída del 3,82 %, después de saberse que sus cifras de facturación se situaron en el primer trimestre por debajo de lo esperado.

El grupo financiero ingresó en esos tres meses 8.810 millones de dólares, un 13 % menos que en el mismo periodo del año anterior, y menos de lo que preveían los expertos.

Sus beneficios netos, que retrocedieron un 20,55 %, se situaron sin embargo por encima de lo esperado, lo que no evitó al banco una muy mala jornada en bolsa.

Citigroup, por su parte, ganó 4.710 millones de dólares, un 2 % más que el año anterior, pero también vio como su facturación decepcionaba a los inversores al reducirse un 2 % y terminó el día con ligeras pérdidas.

Como consecuencia, el sector financiero encabezó este lunes las pérdidas en el parqué neoyorquino, con un retroceso del 0,62 %.

Los resultados de estas dos entidades contrastaron con los anunciados el viernes por JP Morgan Chase, el mayor banco del país, que aumentó sus beneficios un 5 % en el primer trimestre y ayudó ese día a propulsar a Wall Street.