Diario Vasco

Madrid, 15 abr (EFE).- La filial del grupo Borges especializada en frutos secos BAIN cerró el tercer trimestre de su ejercicio fiscal con un beneficio neto de 1,9 millones de euros, un 25 % inferior al registrado en el mismo período del año anterior.

Así se desprende del informe de resultados enviado hoy por Borges Agricultural & Industrial Nuts (BAIN) a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que refleja una bajada de su facturación del 12,5 %, hasta los 131,4 millones de euros.

En volumen, BAIN comercializó 26.373 toneladas de frutos secos en el acumulado del tercer trimestre de su ejercicio fiscal -es decir, desde el 1 de junio de 2018 hasta el 28 de febrero de 2019- y 7.537 toneladas más de subproductos.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado, por su parte, fue de 3,5 millones de euros, casi la mitad que el obtenido en el mismo período del ejercicio anterior (6,05 millones).

Desde la firma han incidido en que los resultados se han visto afectados por la presión a la baja en los precios de la nuez de California (EEUU) y por el hecho de que éste sea un año de "producción off" en el ciclo que vence de los pistacheros, no habiendo ayudado las condiciones climáticas.

Ambos factores, según la compañía, explican la caída del 25 % en el resultado consolidado.

La disminución del 0,5 % en el número de hectáreas gestionadas (hasta 2.518) es consecuencia de la venta de una finca de 32,9 hectáreas en Nacimiento (Almería), que se ha visto compensada por la incorporación de nuevas fincas adheridas al Proyecto Pistacho, liderado por BAIN.

La compañía cuenta con cultivos en España, Estados Unidos y Portugal, y vende a 60 países.